Historia de México

Batalla de Orendáin y toma de Guadalajara

La batalla de Orendáin tuvo lugar los días 6 al 8 de julio de 1914 en los terrenos con el mismo nombre, cerca de la ciudad de Guadalajara, Jal. Esto representó un momento clave para los constitucionalistas, pues la victoria obtenida sobre las tropas federales que operaban en la región de occidente, les permitió a las tropas del General Obregón tomar la ciudad de Guadalajara y con esto el control de una de las rutas más importantes hacia el centro del país.

En esta batalla se enfrentaron, Álvaro Obregón como el jefe del Cuerpo del Ejército del Noroeste, con más de 9.000 hombres en los que se encontraban infantes, artilleros y caballería; contra los 8.000 hombres de las fuerzas federales que estaban al mando de Miguel Bernard.

El 6 de julio de 1914, los constitucionalistas destruyeron las vías férreas y se posicionaron en las vías del ferrocarril, justamente a 2 kilómetros de la estación de la Venta y en pleno día, los constitucionalistas libraron una batalla aguerrida en el cerro. Los primeros no contaban con un solo cañón para acabar con los federales, pero en cambio, los últimos descargaban el fuego de la artillería, no pudiendo lograr mucho daño, pues los constitucionalistas estaban muy bien atrincherados.

Batalla de Orendáin y toma de GuadalajaraMiguel Bernard hizo que la infantería adelantara junto con la artillería hasta la primera línea de resistencia del adversario, pero los constitucionalistas ya estaban acostumbrados a estos combates y con la experiencia que les daba estar bajo el mando de Obregón, repartió las compañías, con el fin de fraccionar el frente de combate, con lo que logró desconcertar a los federales, que trataron de batir a los pequeños grupos y se aventuraron en el terreno accidentado.

Recomendamos leer:   Personajes de la revolución mexicana

Para el mediodía, las tropas federales ya estaban establecidas en Orendáin, estas trataron de abrirse paso, pero la infantería integrada en mayor parte por las tropas de leva se rindió ante los revolucionarios. Pero una parte de la tropa federal, logró traspasar las líneas revolucionarias que finalmente los obligaron a retroceder.

Una vez que los federales fueron derrotados en La Venta, el general Manuel Diéguez, comenzó el ataque sobre la retaguardia del general Bernard. Lo que lo obligó a salir de Orendáin.

Obregón, cuando vio la inmovilidad de los federales, tomó la decisión de iniciar el combate por la izquierda, por eso colocó en este flanco a la brigada de Rafael Buelna Tenorio, mientras que al centro estaba la brigada del General Juan Cabral con la batería de artillería compuesta de 8 piezas.

Por otro lado el general José María Mier, al realizar la evacuación de Tlaquepaque resintió una fuerte pérdida de aproximadamente 1.500 hombres. Las fuerzas que se encontraban en San Luis Potosí, evitó que asaltaran la plaza por parte de los constitucionalistas, que estaban en Ahualulco y esto impidió el avance del ejército federal, por lo que se enfrentaron en la hacienda del Castillo, a 25 kilómetros de Guadalajara.

Con la desaparición de la división de occidente de los federales y la pérdida del gobierno huertista de la plaza de Guadalajara, se permitió el avance hacia el Noroeste hacia la capital de la República.

Recomendamos leer:   Causas de la revolución mexicana - Sociales y politicas