Historia de México

La batalla de puebla – 5 de mayo 1862

El 5 de Mayo de 1862, en las cercanías de la ciudad de Puebla, se dio el combate entre los ejércitos de la República Mexicana, conocida como la batalla de Puebla. El ejército mexicano dirigido por Ignacio Zaragoza, enfrentado al Segundo Imperio Francés dirigido por Charles Ferdinand Latrille, resultando una importante victoria para los mexicanos, ya que lograron vencer a uno de los más experimentados ejércitos y respetados de la época, teniendo una fuerza humana consideradamente menor.

A pesar del éxito, la batalla de Puebla no impidió la invasión del país, pero fue sumamente importante debido a la primera batalla de una guerra que México ganó. Un año después, regresaron los franceses originando una segunda batalla en Puebla, enfrentándose 35 mil franceses contra 29 mil mexicanos, batalla que duró alrededor de 62 días, lo que dio origen al segundo imperio mexicano. En 1867, los franceses se retiraron del país, ante la incapacidad de formar un imperio y luego de perder 11 mil hombres por la guerra que nunca paró.

Historia de la batalla de puebla

La batalla de puebla - 5 de mayo 1862El 2 de Mayo de 1862, el ejército expedicionario francés salió de San Agustín del Palmar en Veracruz, para cruzar la Sierra Madre Oriental y dirigirse hacia Puebla. El 3 de Mayo ya en la noche, el General Zaragoza, arribó a Puebla, dejando en su retaguardia una brigada de caballería para hostigar a los invasores. El 4 de mayo, los exploradores mexicanos volvieron con noticias de que un grupo de conservadores a caballo, al mando de José María Cobos y Leonardo Márquez, marchaba por la zona de Atlixco para unirse con las fuerzas de Lorencez en el ataque a Puebla. Debido a esto, Zaragoza envió una brigada de dos mil hombres bajo el mando de Antonio Carbajal y Tomás O’Horán, para detenerlo, lo cual lograron.

El ejército mexicano era cubierto por la derecha por las tropas de Oaxaca dirigidas por Porfirio Díaz. El centro era ocupado por las tropas del Estado de México dirigidas por Felipe Berriozábal, Francisco Lamadrid y San Luis Potosí. Por la izquierda sería cubierto por los Fuertes de Loreto y Guadalupe, con el general Miguel Negrete a la cabeza de la Segunda División de Infantería.

El 5 de mayo, los franceses aparecieron en el horizonte, cruzando fuego con las guerrillas de caballería. La batalla se inició anunciándose con un cañonazo desde el Fuerte de Guadalupe y por los repiques de las campanas de la ciudad. Los conservadores Almonte y Antonio de Haro y Tamariz, que acompañaban a los franceses, habían sugerido que el ataque se dirigiera a las inmediaciones del ex Convento del Carmen, donde los mexicanos contaban con la ventaja. El sexto Batallón de la Guardia Nacional del Estado de Puebla, bajo el mando del Coronel Juan Nepomuceno Méndez, fue el primer cuerpo del Ejército de Oriente en hacer frente a los franceses. Zaragoza hizo avanzar a las fuerzas de Berriozábal situándolas rápidamente entre la hondonada que separa a Loreto y Guadalupe.

Recomendamos leer:   Que se celebra o festeja el 5 de mayo - La batalla de puebla

La línea de batalla mexicana formó un ángulo que se extendió desde Guadalupe hasta un sitio conocido como Plaza de Román, frente a las posiciones enemigas. La derecha de la línea de batalla mexicana la cerró Porfirio Díaz, los franceses continuaron su avance, colocando sus baterías frente a Guadalupe, devolviendo el fuego a los mexicanos proveniente de esa posición.

Los franceses, apoyados por los primeros y segundos Regimientos de Infantería de Marina, se abalanzaron sobre el resto de la línea mexicana, siendo rechazada en Guadalupe y Loreto. En ese momento, el coronel mexicano José Rojo avisó a Antonio Álvarez que era tiempo de que la caballería mexicana actuara para alcanzar la victoria completa.

Cuando se comenzaba a apuntar una victoria para los mexicanos, Lorencez dirigió el último asalto, atacando por la derecha de la línea de la batalla mexicana. Un artillero mexicano arrojó la bala a un soldado francés, el cual herido mortalmente por el golpe en la cabeza rodó a un foso, haciendo que los franceses retrocedieran siendo perseguidos por el Batallón de Reforma.

Porfirio Díaz acudió en auxilio de los Rifleros de San Luis Potosí, que estaban a punto de ser rodeados, Moviendo al Batallón Guerrero, bajo el mando del coronel Jiménez, y le ganó el terreno a los franceses. Para apoyar envió al resto de las tropas de Oaxaca, con los coroneles Espinoza y Loaeza a la cabeza, con lo que se logró expulsar al enemigo de las cercanías, originándose un combate cuerpo a cuerpo que hizo retroceder a los atacantes. Luego de ser repelidos, los efectivos franceses empezaron a huir.

¿Quienes participaron en la batalla de puebla?

Como se mencionó a través de la historia del cinco de mayo, entre los principales participantes dirigentes en este combate están: Charles Ferdinand de Latrille conde de Lorencez, Ignacio Zaragoza, Felipe Berriozábal, Porfirio Díaz, Santiago Tapia, Ignacio Mejía, Miguel Negrete, Federico Forey, Aquiles Bazaine, Leonardo Márquez, Juan Nepomuceno Almonte, Jesús González Ortega, Felipe Berriozábal.

Consecuencias de la Batalla de puebla

La batalla de puebla - 5 de mayo 1862Mientras la batalla ocurría, en el Palacio Nacional y en toda la Ciudad de México se vivía un ambiente de tensa espera. Lo último que se sabía de Puebla era el fuego iniciado al mediodía por artillerías de ambos lados, a través de telegrama enviado por Zaragoza. Luego, ante la incertidumbre, el gobierno había hecho salir al general Florencio Antillón al mando de los Batallones de Guanajuato.

Recomendamos leer:   Quiénes participaron en la Batalla de Puebla

Zaragoza envió más tarde otro telegrama en el que dijo que los franceses huían hacia Amozoc, sin mencionar el resultado final de la batalla. Luego, se recibió otro dirigido al ministro de Guerra, que causó júbilo en Palacio Nacional, el que expresaba que las armas del Supremo Gobierno se habían cubierto de gloria, pero donde también informó la pérdida humana que llegó hasta aproximadamente 1000 entre muertos y heridos.

El saldo final de la batalla fue de 476 muertos y 345 heridos de los franceses, así como 83 muertos, cerca de 131 heridos y 12 desaparecidos para el Ejército de Oriente. El 6 de mayo arribaron a Puebla el general Antillón y sus tropas, mientras que Zaragoza esperaba un nuevo ataque de Lorencez, el cual, dos días después decidió la retirada hasta San Agustín del Palmar.

El 5 de septiembre de 1862, todavía acuartelado en Puebla, Zaragoza contrajo tifo y falleció tres días después, quedando al mando el general Jesús González Ortega, quien se encargaría de la defensa de la ciudad, debido a que se esperaba el regreso de los franceses, lo cual ocurrió en marzo del siguiente año.

Significado de esta Batalla para México

La conmemoración de la Batalla de Puebla es la fecha más significativa del calendario cívico mexicano, por tratarse de una de las pocas victorias ante un ejército extranjero invasor. Esta Batalla representa la consecución de una gran empresa por parte de los mexicanos, que se logra si se olvidan las divisiones con valor y dedicación, a pesar de la escasez y a tener todo en contra.

El caso más célebre es el del general Miguel Negrete, quien abandonó al partido conservador y se colocó a disposición de Zaragoza diciendo lo siguiente: “Yo tengo patria antes que partido.” El 5 de mayo es una fecha apreciable para los mexicanos, el cual se celebra en las principales ciudades del país con verbenas y desfiles, en algunos sectores del país se realizan fiestas populares en las que se recrea la batalla misma o ciertos aspectos de la misma.

En los Estados Unidos, el cinco de mayo se celebra el “Día de la Herencia Latina”, en honor a la inmigración procedente de México, haciendo creer erróneamente que este día es de la Independencia de México, en vez del día de la Batalla de Puebla.