Historia de México

Batalla de Urepetiro

Las primeras tropas que llegaron al lugar de la batalla sólo estaban en función de reconocimiento, pero a pesar de ello fueron de inmediato rechazadas por los cañones de los insurgentes y esto automáticamente hizo retroceder a las tropas realistas, por lo cual los insurgentes, en lugar de solamente mantener su posición, intentaron avanzar y fue ésta una de las decisiones que más adelante les costarían la batalla; las tropas realistas se dieron cuenta de que el número de éstos era menor y que difícilmente podrían cubrir todos los flancos de fuego, así que se dispersaron de forma estratégica para poder acorralarlos.

Poco a poco los realistas, quienes también tenían piezas de artillería, fueron avanzando y uno de los generales logró posicionarse frente a algunas piezas de artillería insurgente y tras un ataque con bayoneta, apropiarse de ellas; al ver lo que logró con esta acción, le ordenó a los demás hacer lo mismo y poco a poco la batalla se había convertido en una lucha por apropiarse de los cañones. Al final de todo, a pesar de que Mier trató de envolver a las fuerzas realistas, los insurgentes se dispersaron y perdieron aquella batalla.

Batalla de UrepetiroAl haber perdido esta lucha, no solamente fue imposible hacer que los refuerzos llegaran al puente de Calderón, donde Hidalgo fue derrotado tres días después, sino que también le dio un gran prestigio al general José de la Cruz, quien estuvo dirigiendo todos los esfuerzos de los realistas; recordemos que Mier era admirado entre los insurgentes y su derrota hizo que estos temieran a quienes habían logrado tal hazaña. Todo esto tuvo incidencia en la derrota que Miguel Hidalgo sufrió en el puente de Calderón, la cual marcó completamente el final de la primera etapa de la búsqueda de la independencia mexicana por medio de la guerra, todo porque el ejército insurgente luchaba con más pasión que estrategia.

Recomendamos leer:   Batalla de Aguanueva