Historia de México

Campañas de morelos

José María Morelos fue sin lugar a dudas uno de los más importantes mandos que figuran en la historia de las batallas por la independencia de México, es por ello que incluso se conocen hasta el día de hoy con el nombre de campaña de Morelos al conjunto de todas las que estuvieron bajo su cargo y aunque en un inicio sufrió derrotas, cumplió muy bien con el papel que se le encomendó por parte de Hidalgo, el cual era levantar nuevas tropas.

Los inicios de Morelos
El 20 de octubre de 1810, pasado poco más de un mes del inicio de la revolución mexicana, este cura se entrevistó con Miguel Hidalgo para pedirle unirse al movimiento revolucionario y la respuesta de parte de Hidalgo fue positiva, de inmediato le ordenó tratar de tomar el puerto de Acapulco levantando tropas en el sur; Morelos lo intentó y de hecho logró controlar las cercanías de Acapulco y cortar el comercio, pero fue derrotado en 1811 cuando intentó tomar el puerto y se replegó hacia Chilpancingo.

Más reclutamiento y más tomas
Campañas de morelosA pesar de haber tenido que huir, Morelos continuó tomando otras ciudades que se situaban en lo que hoy es Guerrero, como por ejemplo Chilpancingo, tics Klein Chilapa, camino en el cual logró que se le unieran los bravo, los Galeana y Vicente Guerrero; después de estos se unieron a las fuerzas de Mariano matar moros para marchar hacia el centro del país y una de sus más grandes hazañas fue haber vencido en febrero de 1812 a Félix María Calleja, un militar a cargo de ejércitos españoles que los mantuvo sitiados por más de 70 días, pero aún así lograron liberarse y ganar la batalla.

Recomendamos leer:   Qué se celebra el 1 de Junio - Día de la marina

Los últimos logros de Morelos
Luego de tomar Oaxaca a finales de noviembre de 1812, Morelos regresó a Acapulco en abril de 1813 y logró tomarla para finales de mes; en septiembre del mismo año Morelos publicó los famosos Sentimientos de la Nación, un documento que se considera precursor de la constitución de México, en el Congreso de Anáhuac, donde le ofrecieron un título muy alto, el cual rechazó por obtener el título de siervo de la nación, una decisión que le costó la vida, pues tuvo menos incidencia en las decisiones militares y gracias a ello fue derrotado en diciembre de 1813, tan sólo tres meses después, poco a poco fue perdiendo sus generales más valiosos hasta que en 1815 fue capturado, enjuiciado, sentenciado y al final ejecutado el 22 de diciembre de dicho año..