Historia de México

Conspiracion de queretaro

La conspiración de Querétaro es el nombre que se le dio a un movimiento clandestino que se llevaba a cabo en la ciudad de Santiago de Querétaro en 1810, siendo de vital importancia para el inicio de la Guerra de independencia mexicana, pues fue ésta la que empezó con la lucha armada dirigiendo un ejército popular de campesinos que llegaría mucho más lejos de lo esperado en su travesía por acabar con las injusticias que la corona española ponía sobre ellos.

El fracaso que fue una victoria
Esta conspiración estaba muy bien armada, sus reuniones se hacían bajo la fachada de una academia literaria y entre sus miembros había incluso empresarios, por supuesto también militares, abogados, comerciantes, el religioso Miguel Hidalgo y Costilla y el corregidor de la ciudad José Miguel Domínguez; a pesar de que estaban muy bien organizados y que ya habían conseguido una gran cantidad de lanzas, municiones y espadas, sus planes de llevar a cabo un levantamiento el 1 de octubre de 1810 se vieron frustrados porque la conspiración fue descubierta a inicios de septiembre y denunciada por un empleado de correos que revisaba la correspondencia.

queretaro1Muchos conspiradores de Querétaro fueron aprehendidos, pero la esposa del corregidor logró enviar el mensaje de lo que estaba ocurriendo a conspiradores que se encontraban en las cercanías y fue esto lo que aceleró el proceso de sublevación contra los españoles; Juan Aldana fue el que llevó la mala noticia a Dolores, donde el cura Hidalgo decidió que era el momento de hacer llegar a la población popular el plan para que se sumaran a la revuelta para llevarla a cabo lo antes posible, mientras todavía no se hubieren preparado las fuerzas españolas para su llegada, pues ellos suponían todavía o que sería el 1 de octubre o que ya no se llevaría a cabo gracias a las diferentes capturas que estaban realizando.

Recomendamos leer:   Qué se celebra o festaje el 12 de octubre - Descubrimiento de america

Aquella noche no fue solamente un llamado a la insurrección, también fueron a la cárcel y liberaron a 80 presos para que se sumasen a cambio de su libertad, capturaron al delegado rincón y a la población que se erigió el atrio para escuchar el discurso le ofrecieron un peso diario por participar en la guerra si tenían caballos y la mitad de dicha cantidad si iban a pie; más de 600 hombres armados con lanzas y machetes iniciaron la independencia de México aquel 16 de septiembre.