Historia de México

Dictadura de victoriano huerta

Durante la historia fundacional de México se erigieron varios líderes que con el paso de los años y su ascenso al poder, torcieron las verdaderas necesidades del creciente país para convertirlo en una dictadura totalitaria. Este fue el caso de Victoriano Huerta y su corto mandato.

Huerta llegó al poder el 22 de septiembre de 1913 luego de la ejecución del entonces presidente Francisco Ignacio Madero, lo curioso es que este ajusticiamiento fue ordenado por el mismo Victoriano Huerta, quien luego de un fugaz mandato de Pedro Luscaraín tomó posesión del cargo como Presidente de México.

Huerta tuvo una temprana carrera militar y política, ya a sus 15 años se había ofrecido como voluntario para secretario del General Donato Guerra durante la Guerra de reforma. Como recompensa a sus servicios fue becado para estudiar en el colegio militar donde tuvo una ilustre educación y se destacó como matemático. Fue elogiado por grandes figuras como Benito Juárez y aunque su ascendencia era indígena no tuvo problema para codearse con los más influyentes del momento.

Ascenso al poder de Victoriano Huerta

Dictadura de victoriano huertaEl actual presidente Madero no terminada de confiar plenamente en Huerta y le retiró del mando de cualquier ejército, sin embargo en la rebelión de Pascual Orozco se vio en la necesidad de enviarlo al frente para combatir a los sublevados. Esta cruzada fue todo un éxito y Victoriano Huerta regresó a Ciudad de México victorioso. Esto lo colocó en una posición privilegiada durante el mandato de Madero.

Recomendamos leer:   Villismo o Movimiento Villista

Posteriormente se levantó en contra de Madero el general Manuel Mondragón quien liberó a grandes aliados y amigos de Huerta, Félix Díaz y Bernardo Reyes. Sin embargo, este último utilizando la confianza que se había ganado de Madero se ofreció a controlar la situación.

Se le dio el cargo de General de la plaza mientras Madero viajaba en busca de refuerzos. Victoriano aprovecho esta coyuntura para aliarse con los sublevados y firmar un acuerdo gracias al entonces embajador de los Estados Unidos Henry Lane Wilson quien terminó de convencerlo para que derrocara a Madero. Finalmente y luego de unas disputas armadas logró apresar a Madero junto a su vicepresidente y hacerse con el poder. Pero no le bastó con encarcelarlo ya que el mismo 22 de febrero de 1912 durante el traslado de ambos políticos fueron vilmente privados de la vida por órdenes del nuevo presidente Victoriano Huerta.

Dictadura de victoriano huerta

Para Huerta lo más importante era el control de sus enemigos y la neutralización de cualquier alzamiento en su contra. Ya con el poder en sus manos y habiendo visto tantas traiciones y dirigido golpes de estado, sabía que la traición podría venir desde cualquier frente.

Sus primeras decisiones se enfocaron en acabar con la disidencia y mandó a encarcelar a todos los diputados federales y ordenó la destitución de muchos miembros del gabinete de gobierno que seguramente se opondrían a sus decisiones autoritarias. Con esto consiguió la disolución del congreso y quedarse al mando de todos los ministerios, sobretodo el de finanzas y guerra desde el cual dirigió las batallas venideras en su contra por parte de los revolucionarios quienes deseaban arrebatarle el poder.

Recomendamos leer:   La Expropiación Petrolera

Dictadura de victoriano huertaEl personaje más emblemático que luchó en contra de la dictadura de Victoriano Huerta fue Venustiano Carranza quien años después lograría ascender como presidente de México gracias a su incansable lucha de casi dos años para devolver el hilo constitucional al país. Huerta nunca pudo pacificar a los seguidores de Madero aunque fue la promesa que le hizo a Félix Díaz quien realmente iba a tomar la presidencia luego de la caída del difunto Francisco Madero.

En julio de 1914 se vio obligado a renunciar y disolver su gabinete presionado por las derrotas militares sufridas en Zacatecas y tuvo que recurrir al exilio para salvar su vida. Años más tarde intentaría ingresar a México para liderar una revuelta y tomar el poder, financiado por Alemania quienes querían desestabilizar a Estados Unidos en el transcurso de la primera guerra mundial. Sus intentos fracasaron y terminó siendo apresado por Estados Unidos en El Paso, Texas. Nunca desistió en sus pretensiones de poder y guerra pero los norteamericanos no permitieron que pisara suelo mexicano nunca más.