Historia de México

El Ejército Insurgente

El 15 de septiembre de 1810, el cura Miguel Hidalgo y Costilla, de la parroquia de Dolores levantaba la voz en nombre de todos los mexicanos para dar comienzo a la gesta independentista, la liberación del territorio del yugo opresor español y la creación de un gobierno formado por los habitantes de la Nueva España sin intervención extranjera de ningún tipo.

Ese día será siempre recordado por el famoso grito de Dolores, sin embargo, también es el día en el que un ejército nació, concretamente nos referimos al llamado ejército Insurgente, compuesto por centenares de hombres que se fueron sumando voluntariamente a Hidalgo encada sitio que recorría y que defendían la idea de libertad e independencia.

Formación del Ejército Insurgente

Ejército InsurgenteDe acuerdo con la historia, el ejército insurgente comenzó a formarse el 15 de septiembre de 1810, sin embargo, para esta fecha ya contaba con algunos hombres en sus filas, específicamente con los 8 sirvientes de Hidalgo, 70 presos liberados y centenares de obreros, campesinos y artesanos.

En cuanto Hidalgo comienza a recorrer los pueblos de México, miles de hombres decidieron unirse a la causa. El crecimiento en el número de integrantes fue vertiginoso, sin embargo, la gran mayoría de quienes formaban el ejército carecían de habilidades militares y eran desordenados. Aunado a esto, el ejército no tenía una clara organización y no contaba con armamento en buen estado por lo que muchas veces se les podía ver armados con palos y garrotes.

Recomendamos leer:   Batalla del puente de calderon

Desempeño del Ejército Insurgente

Amenos de un mes después de haber sido creado, el ejército insurgente contaba con miles de miembros, por esta razón era necesaria una organización. Por esto el 22 de octubre en Acámbaro (Guanajuato) se nombra a Hidalgo como generalísimo, a Ignacio Allende como capitán general del ejército, y se nombraron jefes para cada división o contingente.

Después que se da el Grito de Independencia, el ejército insurgente combatió en varias batallas en contra del ejército realista, entre ellas la batalla de la Alhóndiga de Granaditas, la del Monte de las Cruces y la del Puente de Calderón. En las dos primeras batallas, los insurgentes obtuvieron grandes victorias, sin embargo, en la batalla del Puente de Calderón fueron derrotados por los realistas encabezados por el general español Félix María Calleja.

Tras esta derrota, el ejército se dirige a Guadalajara y desde ahí Hidalgo decreta el fin de la esclavitud. Posteriormente se trasladan a Zacatecas y después a Saltillo, pero debido a la traición consumada de Ignacio Elizondo fueron apresados en Acatita de Baján. Allende,Aldama y Jiménez fueron llevados a Chihuahua donde se les fusiló el 30 de julio de 1811.

Tras el fusilamiento de Hidalgo, José María Morelos se pone al frente de la lucha insurgente dotándola de organización que le permitió ejecutar con éxito tres de las cuatro campañas planificadas.

Recomendamos leer:   La constitución mexicana de 1857 y las leyes de reforma

Con Morelos a la cabeza y el apoyo de otros líderes como Hermenegildo Galeana, Mariano Matamoros y Nicolás Bravo, el ejército insurgente cobró importancia,sin embargo, tras la muerte de Morelos el movimiento insurgente perdió fuerza.Aún así, Vicente Guerrero continuó la lucha y gracias a sus acciones y al valor del ejército lograron debilitar por completo el poder virreinal.