Historia de México

El Maximato

La historia de México como República, ha estado marcada por diversos sucesos que aún hoy se recuerdan por la importancia que tuvieron en el acontecer nacional. Muchas veces estos sucesos tienen que ver con reformas económicas y periodos de gobierno.

Es así como en nuestra historia está marcado un periodo de tiempo conocido como el Maximato que comprendió los años 1928 a 1934 ¿de qué se trató?, ¿por qué se usa este término?, ¿qué pasó durante este periodo?

El Maximato

Antecedentes del Maximato

Hasta 1928, en México no era permitida la reelección para el cargo de presidente de la republica, sin embargo, Álvaro Obregón, ex presidente del país quería volver a ocupar el puesto, por esto promueve y logra la aprobación de una reforma que lo hiciera posible.

De esta manera, Obregón es electo nuevamente presidente de la república el 1 de julio de 1928, sin embargo, el 17 de julio del mismo año, tan solo 16 días después de su elección, José León Toral asesina al presidente mientras se desarrollaba una comida especial con ocasión de su victoria.

Tras el asesinato de Obregón, el congreso designa a un presidente provisional: Emilio Portes Gil, y con él comienza la etapa política conocida como Maximato.

¿Qué es el Maximato?

Se conoce Maximato al período de la historia de México que va desde 1928 a 1934 y que comprende los gobiernos de  Emilio Portes Gil, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez y  termina en 1936 cuando Lázaro Cárdenas del Río en su primer año de mandato presidencial, expulsa a Plutarco Elías Calles del país.

Recomendamos leer:   Que se celebra el 20 de noviembre - La Revolución Mexicana

A este período, el nombre Maximato se le dio pues Portes Gil, Ortíz Rubio y Rodríguez gobernaron a la sombra y bajo la influencia de Plutarco Elías calles.

Era Calles quien tomaba las decisiones, imponía lo que el gobierno debía hacer, mediaba en conflictos y hasta se consideraba estaba por encima del propio presidente de la república. Lo que es más, a Calles se le dio el nombre de “Jefe Máximo de la Revolución”, dejando clara de esta manera el inmenso poder que tenía.

Los 3 presidentes del Maximato

Los 3 presidentes del Maximato

Si bien existieron tres presidentes distintos, la historia considera que estos no eran más que una especie de títeres de Calles, quien prácticamente era el verdadero presidente, él imponía mandatarios y los manipulaba a su antojo para lograr sus propios intereses  y de manera indirecta perpetuarse en el poder.

Gobierno de Emilio Portes Gil

Emilio Portes Gil fue nombrado presidente provisional de la república el 1 de diciembre de 1928 y ocupó este cargo hasta el 5 de febrero de 1930.

El nombramiento de Emilio Portes Gil por parte del congreso, fue influenciado por Calles, quien dejó en el poder como presidente provisional a un hombre que garantizara  la débil armonía de la familia revolucionaria.

En esta misma época y como una manera de fortalecer el gobierno,  Calles propone la creación del Partido Nacional revolucionario (PNR), el cual formalmente nace el 4 de marzo  1929.

Para la creación del PNR, Calles alegó que este serviría para que se resolvieran las diferencias entre los jefes políticos y militares de la revolución y fomentar la unidad entre quienes defendían la misma causa.

Recomendamos leer:   El porfiriato - Modernidad y Descontento a México

Por otro lado, durante el periodo presidencial de Portes, se suscita un movimiento estudiantil encabezado por José Vasconcelos gracias al cual la Universidad Nacional de México (UNAM) logra su autonomía el 22 de mayo de 1929.

Otro aspecto destacado de su mandato es el hecho de que el 21 de junio de 1929 el presidente llega a un acuerdo que pone fin a la guerra cristera que había comenzado siendo el mismo Plutarco Elías Calles presidente de la nación.

Presidencia de Pascual Ortiz Rubio

Pascual Ortiz Rubio toma su cargo como presidente de la república el 5 de febrero de 1930, cargo que ocupa por dos años, hasta el 2 de septiembre de 1932 cuando renuncia a él.

Cuando Ortiz asume el poder lo hizo con la intención de desligarse de Calles y su influencia, pero esto trajo como consecuencia conflictos con políticos e instituciones de la corriente del máximo jefe.

A pesar de esta situación, en su gobierno hubo aspectos destacables entre los que están la promulgación de la  ley federal del trabajo, la ley de Crédito Agrícola y del Código Penal, además de la construcción de la Carretera más larga de México y el fortalecimiento de la red telefónica nacional.

Sin embargo, fueron tantos los conflictos generados que terminó por renunciar a la presidencia en 1932.

Presidencia de Abelardo Luján Rodríguez

Tras la renuncia de Ortiz Rubio, se debía nombrar un presidente provisional que terminará con el periodo presidencial en curso, es decir, que gobernara hasta 1934.

Recomendamos leer:   Historia de la revolución mexicana

Por esto, Abelardo Rodríguez asume el cargo de presidente sustituto en 1932, nombrado una vez más por la decisión de Calles.

Durante sus dos años de gobierno, se creó la figura del salario mínimo para los trabajadores, se promulgaron las leyes de naturalización y nacionalización, de patrimonio ejidal, además de la Ley orgánica de la Universidad Autónoma de México.

Asimismo, fue reformada la constitución para agregar en el artículo 3 que la educación era socialista y para eliminar la posibilidad de reelección para cargos públicos como el de presidente.

Fin del Maximato

Para el mes de julio de 1934 se tenía prevista la realización de elecciones para elegir un nuevo presidente de la republica, por esto el PNR designa como candidato a Lázaro Cárdenas del Rio, quien resulta ganador en la contienda electoral realizada el 1 de julio de 1934, para ocupar la silla presidencial entre 1934 y 1940.

Indudablemente, cuando Cárdenas llega al poder, Calles lo ve como una oportunidad para continuar con su influencia y como jefe máximo de la revolución debido a que fue gracias a él que el ahora presidente había iniciado su carrera política y ascendido en ella.

Sin embargo, fue todo lo contrario. Cárdenas logró desmarcarse totalmente de la influencia de Calles y a pesar de haber sido compañeros de carrera y de partido lo expulsó del país, poniendo de esta manera fin al período conocido como Maximato