Historia de México

El Pípila

Si te haz preguntado quien fue el pipila o quien es el pipila, bueno aqui te lo decimos todo. Fue un héroe de la independencia de México con raíces verdaderamente humildes. Y como se llamaba el pipila, su nombre era Juan José de los Reyes Martínez Amaro.

Juan Jose de los reyes o pipila nacio el 03 de enero de 1782 en San Miguel el Grande, Guanajuato, trabajaba en una de las tantas minas mexicanas que tanto apreciaba la corona española. Lo que muy pocos sabían, que este humilde caballero se convertiría en un insurgente clave para la liberación de toda una nación.

Juan Jose de los reyes Hijo de Pedro Martínez y María Rufina Amaro, recibió los estudios básicos en su ciudad natal, pero en su juventud decidió dejar el cuaderno a un lado y tomar una pala para comenzar a trabajar en las minas de Guanajuato.

Su ímpetu y madera de líder lo hicieron ascender rápidamente a jefe de escuadra de barreteros. No obstante la vida política lo atraída incluso más que las riquezas que pudiera obtener en la mina. Estas ideas que tenía eran de independencia y en algún momento un tal Miguel Hidalgo comulgó con él y lo atrajo a lo que sería el primer ejército independentista de México.

El Pípila y la independencia de México

Recomendamos leer:   Ruperto Mier, un importante insurgente

El pipilaEl aún joven Juan José Martinez apoyaba una causa que era penada con la muerte. Oponerse al Rey Carlos IV era una ofensa mayúscula, pero ese no era el problema, el detalle estaba en que los españoles afectos a la corona se enteraran de que tenías esas ideas. Pues aparentemente El Pípila escondía bien sus intenciones, pero era enfático al defenderlas cuando la ocasión era propicia.

La Toma de la Alhóndiga de Granaditas

El barretero de San Miguel en un momento álgido ya de su vida y al ver que las fiebres independentistas infectaban gran parte del país, decidió unirse a las filas insurgentes que dirigía Miguel Hidalgo y Costilla.

Este último organizó la toma de la Alhóndiga de Granaditas y una edificación que guarnecía toneladas de granos que estaban dispuestos a ser usados por los españoles en tiempos de escasez. Pues este puesto realista era un punto estratégico para Hidalgo y El Pípila estaba en las filas que estaban dispuestas a tomarlo.

Las filas insurgentes intentaron por varios días tomar lo que se había convertido en una fortaleza, algo que ponía en evidencia la precariedad del autodenominado Ejército de Independencia. Hidalgo, viendo que sus hombres iban muriendo poco a poco y no daban pie a tomar la fortaleza, decidió junto a los demás comandantes de la legión quemar la puerta principal del granero para así poder entrar al mismo y tomar toda la edificación.

Recomendamos leer:   Mariano Abasolo y su papel en la independencia de México

Esta era una misión suicida y obviamente todos los soldados que allí estaban lo sabían. No obstante la voz de El Pípila retumbaba en la vanguardia insurgente, su aliento y fervor llamaron la atención de Hidalgo. Este lo llamó le explicó la situación y lo que había que hacer y del minero de San Miguel no dudó en ofrecerse voluntariamente.

En una historia convertida casi que en un mito muy poco creíble, el enfermo barretero, porque cabe destacar estaba enfermo ya a causa de los trabajos en las minas, se llevó una losa a la espalda y corrió desde la retaguardia hasta la puerta principal del granero, las balas llovieron sobre su cabeza y cuerpo pero nada lo detuvo. Con una fuerza descomunal y una antorcha en la mano llegó a la puerta de madera y paja, se atrincheró en lo más bajo y logró lo que se le había encomendado..

Esta jugada de El Pípila logró abrir la puerta del granero y con él la inminente toma insurgente que acabó con todo vestigio de vida que hubo dentro.

Cuenta la historia que murió a los años por una enfermedad que había adquirido en las minas. No obstante vio a su nación libre.