Historia de México

Imperio de maximiliano o segundo imperio mexicano

El Imperio de Maximiliano, conocido también como el Segundo Imperio Mexicano y fue el resultado de la segunda intervención francesa en México.

Fernando Maximiliano era el archiduque de Austria, aceptó el ofrecimiento que los conservadores mexicanos le hicieron de ocupar el trono de México, al creer que las firmas mostradas a éste por la comisión de mexicanos que le visitaron en el castillo de Miramar, plasmaron los deseos del pueblo de México de tenerlo al frente del gobierno como emperador.

Antes de comprometerse como emperador de México, Maximiliano renunció a los derechos sobre la corona de Austria, firmando un acuerdo con su hermano Francisco. Además firmó también los tratados de Miramar con Napoleón III, con este documento Francia se comprometía a respaldar el imperio de Maximiliano durante 6 años, con más de 25 mil soldados paulatinamente que se irían reduciendo. A su vez, el Segundo Imperio de México se comprometía a pagar los gastos que se generarían por el motivo de la intervención. Además, se reconocieron todas las deudas con los acreedores franceses y el gobierno de Maximiliano debía llevar una línea liberal.

Imperio de maximiliano o segundo imperio mexicanoPara el 28 de mayo de 1864 llegaron al puerto de Veracruz Fernando Maximiliano y Carlota Amalia. La llegada y el recibimiento en Veracruz fueron bastante frías, contrastando con la de Ciudad de México que fue festejada por 3 días.

La lucha con los imperialistas y los republicanos tendían a ser favorables a los primeros, por esto varios generales republicanos reconocieron al Imperio. El comienzo del fin del Segundo Imperio de México comenzó cuando Francia dejó de respaldar al imperio de Maximiliano, así también sería importante el respaldo de Estados Unidos al gobierno del republicano Juárez, que permitió que el ejército de la república recuperara los territorios ocupados por los imperialistas.

Recomendamos leer:   La guerra de reforma o Guerra de los 3 años

Gobierno de Maximiliano

Maximiliano gobernó por aproximadamente 3 años y su lugar de residencia junto con su esposa es el Castillo de Chapultepec. Su gobierno se desarrolló en aspectos bastante liberales, muy a pesar de los conservadores que debían influir en la gestión, éste se rodeó de liberales de México y proclamó leyes muy similares a las decretadas antes y después de la Guerra de Reforma, esto le acarreó conflictos con las autoridades eclesiásticas, sobretodo porque uno de esos decretos permitió la libertad de culto, aunque se sostenía que la religión Católica Apostólica Romana fuera la religión del Estado.

De igualmente, se reafirmó la desamortización de los bienes pertenecientes a la iglesia, así como la gestión del registro civil y de los cementerios que quedarían a manos del Imperio. Estos decretos causaron un rompimiento con las autoridades eclesiásticas de México, que sintieron su influencia política desvanecerse, así sucedió también con el apoyo de las familias ricas comenzó a cesar.

La polémica decisión de descartar totalmente la educación pública gratuita, crear la Academia Imperial de Ciencias y Literatura, así como la reorganización de la Academia de San Carlos y la división territorial del país en 50 estados o departamentos, fueron algunos de los aspectos más importantes del gobierno del Emperador.

Maximiliano de Habsburgo I gobernó durante el 10 de abril de 1864, hasta el 15 de mayo de 1867. Al contrario de lo que se le hacía creer al emperador, en el país aún se luchaba por reestablecer el gobierno republicano. Estos fueron comenzando a ganar el terreno perdido, gracias a que en Estados Unidos la Guerra de Sucesión llegó a su fin y como consecuencia el gobierno norteamericano presionó a Napoleón III de abandonar las pretensiones de influencia en América.

Recomendamos leer:   Bandera del regimiento de iturbide

Por otra parte, en Europa tenían la amenaza de Prusia, esta pretendía derribar al poder político de Francia en la región. Ante estas situaciones, Napoleón III resuelve el retiro para 1866 de las tropas francesas, comenzando a embarcarse a Francia desde el puerto de Veracruz en diciembre de 1866, para salir el 11 de marzo de 1867.

Sin el apoyo de los ejércitos de Napoleón III al Imperio de Habsburgo y haciendo caso omiso de las súplicas de su esposa Carlota Amalia a Napoleón III y al Papa Pío IX, de no abandonar el Segundo Imperio Mexicano, el emperador decide abdicar al trono de México.

Aunque Maximiliano reorganizó el llamado del Ejército Imperial, cuyos generales eran Márquez, Miramón y Mejía, con el retiro del ejército francés progresivamente el ejército republicano comenzó a tomar las antiguas posiciones imperialistas en la ciudad de Puebla, que fue tomada el 2 de abril de 1867 y la Ciudad de México el 21 de junio del mismo año. Las victorias fueron comandadas por el general Porfirio Díaz.

En Querétaro, el último intento del imperio, Maximiliano se entrega a Ramón Corona dándole a este su espada en señal de derrota. Tomás Mejía, Fernando Maximiliano y Miguel Miramón fueron juzgados y sentenciados a muerte, la orden se cumpliría fusilando a los tres el 19 de junio de 1867 en el Cerro de las Campanas en Querétaro.