Historia de México

La batalla de San Ignacio de Piaxtla

A pesar de que comúnmente se encuentra poca información al respecto de esta batalla, en realidad fue la más importante que se haya vivido en la intendencia de Azirpe y de todas las provincias del occidente, Nuevo México, Sonora, las Californias, nueva Vizcaya y Sinaloa; al menos esa era la vista ideal para las tropas del virreinato, ya que haber recibido una derrota en esta batalla fue lo que hizo que Miguel Hidalgo ya no pudiera reponerse de la pérdida que recientemente había recibido en la batalla del Puente de Calderón. Al mismo tiempo cualquier posibilidad de ganar la intendencia de Arizpe fue exterminada.

Alejo García Conde, el nombre que temieron las guerrillas.

A pesar de no haber estado presente en esta batalla, García fue quien daría a las tropas del virreinato las instrucciones para librarla y automáticamente sería atribuida a él dicha victoria; pudo demostrar su poderío militar cuando llegó a Arizpe el 11 de marzo de 1811, pues también un contingente indígena lo esperaba en el Norte de Sinaloa y los derrotó. Sin lugar a dudas estos dos triunfos hicieron que la figura de este líder se viera tan fuerte que prácticamente durante los siguientes nueve años no hubo otra batalla verdadera en su contra.

A pesar de que algunas guerrillas se mantuvieron refugiadas entre los límites de Sinaloa, nueva Galicia y Durango, en la Sierra madre, todas las partes de las autoridades en los informes siempre indicaron que no habían novedades, llegando así esta los inicios de 1820, cuando un nuevo ciclo de la independencia en peso y una guerra indígena se desató en Sonora, cuando ya era sólo cuestión de tiempo para que la independencia definitiva se llevará a cabo por fin.

Recomendamos leer:   La batalla de Zitácuaro

Aquella batalla ganada fue lo mejor que pudo pasarle a Alejo García conde, ya que no sólo su figura se vio robustecida, sino que también esto le ayudó a poder empezar a formar parte del plano más alto de la guerra de aquel entonces e incluso ingresar a la política; reconocidos comandantes del ejército de reserva de nueva Galicia le pedían que incursionara en los territorios que se encontraban bajo sus mandos.

Las consecuencias de esta batalla.

Luego de esta batalla y unas cuantas cuestiones que ocurrieron en su contexto, fue posible incluir a oficiales criollos en las redes del ejército novo hispano, esto posibilitó también que se pudieran incorporar al movimiento del ejército trigarante y luego de todo el proceso de independencia, en lugar de ser personas más en una lista de los que habían logrado su cometido, quedaron políticamente bien posicionados.

También un punto realmente interesante fue la crisis que se desató entre las alianzas de fuerzas étnicas y españolas, quienes cambiaban de bando de manera inesperada; el tener que prestarle tanta atención a las diferentes batallas que esto generaba fue lo que hizo que los apaches pudiese tener más entrada por la frontera y resurgió nuevamente la guerra en su contra. Sin lugar a dudas esta batalla tuvo mucha incidencia en una gran cantidad de acciones.

Recomendamos leer:   Ejercito trigarante - defensores de las garantías constitucionales