Legado de la Revolución Mexicana

La Revolución Mexicana ha sido uno de los acontecimientos históricos más importantes de México, esta etapa marcó un antes y un después tanto en el territorio nacional, como en la personalidad de cada mexicano, dejando así un importante legado en diferentes ámbitos que hoy definen la nación y que son ejemplo para el mundo entero.

Legado Histórico

Legado de la Revolución Mexicana

Sin dudas puede decirse que después de la gesta independentista de México, la Revolución Mexicana es el evento más importante de la historia de esta nación, ya que cambió para siempre sus rumbos.

Durante más de 30 años México había vivido en dictadura y aunque durante esta época el país experimentó un auge económico importante, la verdad es que gran parte de la población vivía en condiciones terribles que no hacían más que marcar una enorme brecha social entre las clases más altas y poderosas y, las clases más bajas y pobres.

Todo lo anterior llevó a Francisco I. Madero a enfrentarse a Porfirio Díaz y a comenzar el movimiento revolucionario mexicano. A Madero de inmediato se unieron líderes campesinos muy importantes, como Francisco “Pancho” Villa y Emiliano Zapata, quienes formaron los dos ejércitos más importantes de dicha época (del norte y del sur).

Este movimiento logró su cometido, obteniendo en poco tiempo la renuncia de Don Porfirio Díaz. Pero con el derrocamiento de Díaz apenas comenzó la revolución, ya que a estos hechos le siguieron el asesinato de Madero, lo que trajo a escena a otros personajes importantes como Victoriano Huerta, Venustiano Carranza, Álvaro Obregón, entre otros.

En adelante, eventos como la Guerra de Facciones y otros sucesos violentos y sangrientos entre los líderes más importantes de la revolución, fueron el marco de este conflicto que duró casi 10 años y que trajo consecuencias de todo tipo para la nación.

El país fue escenario de crudas batallas en las que se enfrentaban los revolucionarios con el fin de defender sus ideales y luchar por la igualdad y derechos del pueblo.

El resultado final tras el conflicto fue la creación de la Constitución de 1917, la cual sigue rigiendo a México hasta la actualidad.

Legado Cultural

Tras la etapa revolucionaria de México, la cultura de esta nación también experimentó cambios significativos, al punto que hasta la actualidad se conmemora todos los 20 de noviembre el Día de la Revolución Mexicana con actos tradicionales y culturales característicos que evocan las épocas del conflicto.

En los colegios estas festividades patrias se acompañan de actos culturales en los que las niñas se disfrazan de Adelitas, mientras que los niños pueden disfrazarse de líderes de la revolución como Pancho Villa o Emiliano Zapata y, de ese modo hacer representaciones y homenajes.

Por otra parte es muy común que entre la población se escuchen frases y dichos originarios o alusivos a la época, como por ejemplo la expresión “Carrancear” que significa robar; refiriéndose al punto de vista que tienen muchos mexicanos acerca del líder revolucionario que llevaba este apellido.

Legado Arquitectónico

Tras la revolución mexicana la arquitectura del país también se vio afectada notablemente, ya que luego de una década de conflicto este proceso comenzó a dar frutos referentes a la construcción de nuevas edificaciones que fueran de utilidad para la mayoría de los mexicanos y que fueran símbolo de que la revolución había valido la pena.

En este sentido se comenzaron a construir nuevas calles, escuelas, hospitales y viviendas. El propósito principal de este tipo de construcciones era dar al pueblo comodidades y accesibilidad para de ese modo dignificar sus vidas.

Por otro lado,  también se procedió a la construcción recintos, espacios y monumentos que hasta la actualidad sirven para honrar la memoria de los líderes revolucionarios y sus batallas más importantes y, que además sirven para embellecer diferentes espacios de la nación.

Legado Democrático

Este fue uno de los legados más importantes de este movimiento revolucionario, de hecho, puede decirse que fue la democracia uno de los principales combustibles que llevaron a Francisco I. Madero a luchar por un país en el que el pueblo pudiera elegir de manera democrática a sus propios gobernantes.

Recordemos que a lo largo de más de 30 años el mandatario Porfirio Díaz se había hecho del poder logrando perpetuarse en un régimen en el que los únicos favorecidos eran los integrantes de las clases sociales más altas, mientras que las clases campesinas y bajas padecían horrores e injusticias.

Una vez decorrocado Don Porfirio Díaz, en México comenzaron a celebrarse elecciones en las que resultaban ganadores los candidatos elegidos por el pueblo. Con el paso de los siguientes años y tras todas las etapas de la Revolución Mexicana, hasta hoy se ha logrado que en esta nación se celebren elecciones libres y participativas.

En resumen se puede decir que este movimiento sacó a México de la dictadura y lo puso en democracia.

Show 0 Comments
Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.

Leave a Comment