Historia de México

Ley Juárez – Promulgada el 23 de noviembre de 1855

La ley de Juárez se elaboró durante el gobierno del general Juan Álvarez, quien había asumido la presidencia de México el 4 de octubre de 1855; en el cual el ministro de justicia era el Lic. Benito Juárez, la ley contenía 77 artículos y unos 4 transitorios.

El enfoque que principalmente se le dio a esta ley, era de suprimir a los tribunales especiales, en todo lo que se refiriera a los delitos comunes y también porque se transformó el sistema de fueros.

Esta ley de Juárez fue muy cuestionada, ya que lesionaba los intereses militares  y los eclesiásticos, y quien más defendió esta ley desde el punto de vista religioso, fue Juan Bautista Morales.

Entre los artículos transitorios se encontraba en el que se obligaba a jurar a los funcionarios judiciales para defender y cumplir dicha ley, el contenido del juramento era el siguiente:

Ley Juárez“¿Juráis guardar y hacer guardar el Plan de Ayutla y las leyes expedidas en su consecuencia, administrar justicia y desempeñar fiel y lealmente vuestro encargo. Si así lo hicieren, Dios os lo premie, y si no, Él y la Nación os lo demanden?”.

Reacciones y consecuencias de la ley Juárez

Una vez que se promulga la ley inmediatamente al día siguiente, Benito Juárez, envía una copia de esta al arzobispo de México. José María Lázaro de la Garza y Ballesteros, el arzobispo se reúne con el cabildo, se pronuncia en contra de la ley, ya que la consideró que atentaba contra la iglesia católica, sobre todo en los artículos que tocaban a la iglesia, hubo otros obispos de diferentes regiones del  país que se sumaron al descontento de la ley: el de Morelia, Clemente de Jesús Munguía, el obispo de San Luis de Potosí, Pedro Barajas y Moreno, el obispo de Guadalajara, Pedro Espinosa y Dávalos y el obispo de Puebla, Pelagio Antonio  de Labastida y Dávalos.

Recomendamos leer:   Segunda República Federal

Esta ley también la repudiaron los periódicos: La Cruz, La Verdad o La Patria, pero sin embargo era aclamada por las prensas liberales: El Monitor Republicano o Don Simplicio, se comenzaron a polarizar las sociedades porque se escucharon reclamos de religión y fueros, y por otro lado hubo la contrapartida  de no más fuero, no más privilegios, e igualdad para todos los ciudadanos.