Historia de México

Ley Juárez – Promulgada el 23 de noviembre de 1855

La ley de Juárez se elaboró durante el gobierno del general Juan Álvarez, quien había asumido la presidencia de México el 4 de octubre de 1855; en el cual el ministro de justicia era el Lic. Benito Juárez, la ley contenía 77 artículos y unos 4 transitorios.

El enfoque que principalmente se le dio a esta ley, era de suprimir a los tribunales especiales, en todo lo que se refiriera a los delitos comunes y también porque se transformó el sistema de fueros.

Esta ley de Juárez fue muy cuestionada, ya que lesionaba los intereses militares  y los eclesiásticos, y quien más defendió esta ley desde el punto de vista religioso, fue Juan Bautista Morales.

Entre los artículos transitorios se encontraba en el que se obligaba a jurar a los funcionarios judiciales para defender y cumplir dicha ley, el contenido del juramento era el siguiente:

Ley Juárez“¿Juráis guardar y hacer guardar el Plan de Ayutla y las leyes expedidas en su consecuencia, administrar justicia y desempeñar fiel y lealmente vuestro encargo. Si así lo hiciereis, Dios os lo premie, y si no, Él y la Nación os lo demanden?”.

Reacciones y consecuencias:

Una vez que se promulga la ley inmediatamente al día siguiente, Benito Juárez, envía una copia de esta al arzobispo de México. José María Lázaro de la Garza y Ballesteros, el arzobispo se reúne con el cabildo, se pronuncia en contra de la ley, ya que la consideró que atentaba contra la iglesia católica, sobre todo en los artículos que tocaban a la iglesia, hubo otros obispos de diferentes regiones del  país que se sumaron al descontento de la ley: el de Morelia, Clemente de Jesús Munguía, el obispo de San Luis de Potosí, Pedro Barajas y Moreno, el obispo de Guadalajara, Pedro Espinosa y Dávalos y el obispo de Puebla, Pelagio Antonio  de Labastida y Dávalos.

Recomendamos leer:   Republica centralista de mexico

Esta ley también la repudiaron los periódicos: La Cruz, La Verdad o La Patria, pero sin embargo era aclamada por las prensas liberales: El Monitor Republicano o Don Simplicio, se comenzaron a polarizar las sociedades porque se escucharon reclamos de religión y fueros, y por otro lado hubo la contrapartida  de no más fuero, no más privilegios, e igualdad para todos los ciudadanos.