México Contemporáneo

El período denominado como México Contemporáneo, es aquel que se ubica en la finalización de la Revolución Mexicana en el año 1917, cuando se promulgó la Constitución de los Estados Unidos de México, hasta la actualidad.

Esta etapa ha contado con personajes y acontecimientos de gran trascendencia, que pasan por la reconstrucción de un país que había pasado por una fase dura llena de violencia y muchas traiciones, hasta el empoderamiento de hombres y mujeres directamente influenciados por la revolución y otros hechos.

A continuación, a lo largo de este artículo te llevaremos por los hechos y personajes más importantes de la historia contemporánea de México

Los antecedentes del México Contemporáneo

México Contemporáneo

La época contemporánea en México comienza en el año 1917, cuando después de una lucha revolucionaria armada que habían protagonizado líderes campesinos como Emiliano Zapata o Pancho Villa, había dado sus frutos, con la promulgación de la nueva Constitución de México, en la cual se resumía la lucha que habían emprendido estos valientes hombres por garantizar los derechos y la igualdad de su pueblo.

El primer presidente de esta época fue Venustiano Carranza, sin embargo la situación del país seguía siendo inestable, la economía seguía fracturada y a esto se unió la alianza entre Villa y Zapata para luchar en contra de Carranza.

En la lucha establecida entre los revolucionarios y Carranza, los primeros fueron derrotados en diferentes batallas y para el año 1919 Zapata fue asesinado, lo que llevó a Villa a firmar un acuerdo de paz con Venustiano Carranza. Parecía que por fin iba a lograrse la estabilidad política en la nación.

Para 1920, en víspera de elegir a un nuevo presidente constitucional, Carranza propone a un candidato que no es del agrado del General Álvaro Obregón y del General Plutarco Elías Calles, los cuales comienzan una nueva rebelión, lo que acababa con los aires de paz que por un momento se sintieron.

Esta rebelión llevó al derrocamiento de Carranza, para posteriormente celebrarse elecciones presidenciales, en las que saldría victorioso Álvaro Obregón, quien se convertiría en el nuevo presidente y marcaría el inicio de una nueva historia para el país.

Personajes del México contemporáneo

Álvaro Obregón

Para Obregón era primordial estabilizar el país, pues había recibido su nombramiento en medio de mucha convulsión y hasta confusión, especialmente en el ámbito económico.

Entre sus logros, pudo practicar diferentes expropiaciones a latifundistas para dar las tierras a los campesinos para que estos las trabajaran y así conseguir un aumento en la producción agraria.

También promulgó leyes que defendían los derechos de los trabajadores y estableció el salario mínimo. Apoyó la educación e impulso la cultura y las artes.

Plutarco Elías Calles

Plutarco Elías Calles fue propuesto por Obregón como candidato presidencial y llega al cargo con muchas de las ideas de su antecesor, como por ejemplo lograr mejoras agrarias para el país que impulsaran el crecimiento económico.

Defendió los derechos de los campesinos, de la clase trabajadora, creó el Banco Nacional de México y el intervencionismo estatal, por lo que es considerado como el presidente que sentó las bases para lograr el desarrollo económico de la nación.

La principal oposición de Calles era la iglesia católica, esto debido a las leyes que promulgó en contra sus privilegios.

Gobernó hasta 1928, sin embargo, pese a no ser el presidente fue la figura central del gobierno en la etapa conocida como el Maximato. En 1929 funda el Partido Nacional Revolucionario.

El Maximato

Para 1928 Álvaro Obregón había vuelto a ganar las elecciones presidenciales pero fue asesinado lo que llevó a la designación de Emilio Portes Gil como presidente interino, para que convocara a nuevas elecciones, para cubrir el periodo de 1928 a 1934.

Sin embargo durante ese periodo hubo 3 presidentes (Emilio Portes, Pascual Ortiz Rubio y Abelardo Rodríguez), sin embargo, tras ellos el verdadero poder lo ejercía Plutarco Elías Calles, el cual era conocido como el máximo líder de la revolución, por lo que a este periodo se le conoció como el Maximato.

Lázaro Cárdenas del Río

Después del Maximato, Lázaro  Cárdenas del río asume la presidencia de México en el año 1934 y promulga una serie de leyes que cambiarían para siempre a México. De hecho es considerado como uno de los mandatarios más importantes de la nación.

Aunque el país ya estaba encaminado a mejorar su situación económica, todavía no había pasado algo que la consolidara, entonces Cárdenas promulga leyes que ayudan a este hecho.

Su gobierno estaba fuertemente marcado por una reforma agraria a favor de los campesinos, así como de lograr cambios sociales importantes que garantizaran la estabilidad de los ciudadanos.

Entre las decisiones más trascendentales del gobierno de Cárdenas destacan la Reforma Agraria, la nacionalización del sector ferroviario  y la más significativa; la nacionalización de la industria petrolera, la cual traería grandes beneficios a México pero el quiebre de algunas relaciones internacionales.

También promovió la educación gratuita, laica y obligatoria, así como estimuló la cultura y las artes.

Otro hecho importante asociado al mandato de Lázaro Cárdenas, es que expulsó a Plutarco Elías Calles de México.

Manuel Ávila Camacho

Manuel Ávila Camacho es el primer presidente con ideales contrarios a la revolución que asume el poder en este periodo, lo que representó un retroceso en la reforma agraria para favorecer a la opulencia industrial.

También fue el creador del Seguro Social de México, promulgó la ley electoral en la que regulaba a los partidos políticos.

Carlos Salinas de Gortari

A este mandatario se le atribuye el cambio de la economía de México, ya que privatizó una serie de empresas nacionales e instauró un sistema económico neoliberal. Fue el responsable de cambiar las leyes que protegían la propiedad estatal.

Durante su mandato se firmó el Tratado de Libre Comercio con Canadá y Estados Unidos.

El afianzamiento de México Contemporáneo

Esta etapa logra afianzarse a partir de 1934, cuando Lázaro Cárdenas del río asume la presidencia de México, pues sus políticas permitieron la consolidación del Estado Moderno.

La expulsión de Plutarco Elías Calles y el cambio de nombre del Partido Revolucionario de México, lo desligaron completamente de una política que aunque garantizaba los derechos del pueblo, no había logrado afincar la economía del país.

Además la preocupación por lograr condiciones sociales iguales y estables para cada uno de los mexicanos, así como promover y promulgar una Reforma Agraria a favor de los campesinos.

Uno de los cambios más importantes para lograr afianzar el estado moderno, fue reconocer como iguales los derechos de los hombres y las mujeres, así como luchar por la inclusión de las poblaciones indígenas.

De igual modo fue un gran promotor de la educación, por lo que ordenó la construcción de gran cantidad de centros educativos, especialmente en campos y lugares de difícil acceso y promulgó una ley en a que establecía que la educación era un derecho obligatorio, gratuito y laico.

Sin dejar de mencionar la nacionalización de la industria petrolera, en la que le otorgaba al país de poder gozar de las ganancias obtenidas de la extracción de este hidrocarburo.

La educación, el arte y la cultura de México Contemporáneo

Algo que caracteriza a esta etapa política del país por encima de las anteriores es el gran interés por promover la educación, el arte y la cultura. Las primeras muestras de ello se vieron durante el gobierno de Obregón, en el cual su Secretario de Educación creó la campaña de alfabetización denominada “Alfabeto, pan y jabón”, en la que maestros y estudiantes voluntarios, se dirigían a poblaciones rurales para impartir la enseñanza.

También con el apoyo de importantes personajes de la cultura mexicana se promovió la música y la danza.

Luego el presidente Lázaro Cárdenas, fue un acérrimo defensor de la educación, por lo que profundizó en la alfabetización y además creó a ley para una educación obligatoria, gratuita y laica.

Creó institutos importantes como el Consejo Nacional de Educación Superior y el Instituto Nacional de psicopedagogía. Además el Castillo de Chapultepec fue convertido en museo.

Para los años siguientes, la educación seguía siendo el eje central de los gobiernos del México Contemporáneo, por lo que siguieron las campañas de alfabetización y se crearon programas para enseñar a los indígenas a hablar el idioma castellano.

En la década de los 50´s se creó en Instituto Nacional para la Protección a la Infancia, el cual priorizaba a los niños de áreas rurales.

Durante los años siguientes se siguió apoyando la cultura y el crecimiento de las universidades, así como la creación de museos y espacios que permitieron la libre expresión artista.

Desde entonces los gobiernos no han dejado de mostrar su apoyo a músicos, escritores, bailarines, poetas y más, así como de apoyar proyectos de investigación y planes educativos.

México Contemporáneo se sigue construyendo día a día, al punto de contar con un escenario político económico y social en los que la participación de pueblo es fundamental.

Durante esta etapa se han logrado cambios trascendentales que han impactado la sociedad actual y que han despertado la conciencia de los ciudadanos, de tal modo que los mexicanos se han vuelto más participativos e interesados por su evolución educativa y su papel no solo en México sino también en el mundo.

Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.