Historia de México

Pedro Ascencio Alquisiras

Pedro Ascencio Alquisiras, fue uno de los generales más aguerridos y astutos durante la Independencia de México. Nació en el año 1778, en San Francisco Acuitlapan, lo que era en el momento Nueva España. Era indígena, descendiente de la raza otomí, quien además de hablar español, también hablaba las lenguas indígenas Tlahuica, mazahua y otomí. En el año 1810 ingresó como soldado a las filas insurgentes, y en 1811 fue nombrado capitán de caballería por parte de don José María Rayón; quien posteriormente le dio la responsabilidad de encabezar un ejército de 50 hombres.

Pedro Ascencio ha sido catalogado como uno de los héroes más valientes de todo México; fue compañero de Juan Álvarez Hurtado, pues este lo impulsó a unirse a las fuerzas insurgentes, que en el momento eran lideradas por José María Morelos. Este hombre ganó mucha popularidad desde el momento que decidió armar a sus indios, y posterior a la muerte de Morelos, Alquisiras decidió presentarse ante Vicente Guerrero, con quien se mantuvo luchando incansablemente hasta el final. Esta alianza resultó una amenaza para los realistas, pues desde que decidió batallar junto a Guerrero se convirtió en uno de los principales enemigos de José Gabriel de Armijo y del virrey Juan Ruiz de Apodaca.

Batallas con los realistas

Pedro Ascencio AlquisirasEn 1820, la independencia parecía haberse quebrantado, sin embargo, Alquisiras se fortaleció en el cerro de la galeta y al enfrentarse a los realistas causó incalculables estragos en el lugar. Ese mismo año participó en la guerra de santa Rita, mostrando esa constancia y valentía que lo caracterizaba; la fe y su astucia dejaban sorprendidos a todos sus enemigos, sobre todo a los realistas, pues este parecía invencible y en cada batalla podía demostrarlo, ya que fueron varias las estrategias que le otorgaron tanta fama.

Recomendamos leer:   Carlos María de Bustamante

Era muy temido por sus enemigos, pues aparte de su valor y audacia, también actuaba a sangre fría al enfrentarse a sus adversarios, Alquisiras no tenía compasión, tomó a muchos como prisioneros para luego fusilarlos o colgarlos, con el único propósito de aterrorizar y ahuyentar al ejército realista, demostrando que podía salir airoso de cada una de las batallas que se atrevía a presenciar.

Enfrentamientos después del plan de Iguala

El plan de Iguala fue promulgado en 24 de febrero de 1821, aún después de esto, los enfrentamientos no cesaron; a pesar de que el propio Ascencio ya había firmado, este siguió luchando contra las fuerzas leales al virrey. Luego de esto los comandantes realistas Márquez Donayo y Gabriel de Armijo trasladaron sus tropas a Zacualpan, donde batallaron contra Alquisiras durante el 9 y 10 de abril; pero para su desgracia, estos de ninguna manera lograron derrotarlo, así que no tuvieron otra alternativa que regresar a Taxco.

Meses más tarde, exactamente el 3 de Junio, Ascencio inició la batalla con otro de sus enemigos en Tetecala, el comandante realista Cristóbal Húber. Sin embargo, después de encontrarse en el combate, se vio obligado a retirarse para dirigirse a Cuernavaca y durante este trayecto, Alquisiras también enfrentó las fuerzas de Dionisio Boneta.

Sin embargo, Huber solo quería obtener la victoria y aunque no tenía tropas suficientes para defender la plaza de Cuernavaca, le pidió ayuda a don Javier del Yermo, quien era dueño de la Hacienda de San Gabriel. Húber le pidió en nombre del Rey que le prestara apoyo, permitiéndole usar como ejercito a sus dependientes y mozos de la hacienda. De esta manera, se dedicó a perseguir las tropas insurgentes; quienes se encontraban en Milpillas, cerca de la capital de Morelos, justo cuando los realistas llegaron, enfrentándose en una larga y sangrienta batalla donde lamentablemente Pedro Alquisiras falleció.

Recomendamos leer:   Fray Servando Teresa de Mier

Pedro Ascencio Alquisiras, un líder que debe ser recordado.

Su cabeza fue enviada a Armijo a Cuernavaca y llevaba un cartel que decía “esta es la cabeza del bandolero Pedro Ascencio”. Los restos de Ascencio se encuentran en Miaycuamantitlán, Mazatepec, esto lo informó el jefe político de esta región. Actualmente, el nombre de este héroe mexicano está escrito en letras de oro en el Palacio Legislativo Nacional. Además de ello, el 29 de noviembre de 1890, en el estado de Guerrero se constituyó un municipio que lleva por nombre “Pedro Ascencio Alquisiras” todo esto en honor al más valiente guerrillero indígena.

Cabe destacar que Pedro Ascencio no sólo rechazó de inmediato el indulto que le ofrecía Agustín de Iturbide, sino que en definitiva, este no pensaba negociar de ninguna manera con el líder realista. Su inquebrantable convicción y confianza acerca de lo que este realmente quería para su país, fueron la razón principal, por la que decidieron en un inicio ocultarle todas las comunicaciones, que Iturbide y Guerrero habían tenido. Pues algo que no sabía Guerrero en su momento, era que todo esto había sido con el único propósito de alcanzar la independencia política de México.