Historia de México

Pedro Celestino Negrete

Pedro Celestino Negrete, fue uno de los líderes que encabezó la guerra de la independencia mexicana. Nació en Carranza, un pequeño pueblo de España el 14 de mayo 1777. Gran parte de su infancia la vivió en un seminario, sin embargo, poco tiempo después, Pedro Negrete decidió comenzar su carrera en el ejército. Un hombre audaz, valiente y centrado, quien luego pasó a la nueva España para dar inicio a la campaña contra los insurgentes.

En sus comienzos como militar, su primera lucha fue contra los corsarios, quienes en ese momento se encargaban de destruir las costas, de lo que era la nueva España, así que en el año 1802, Negrete emprendió su primer viaje, pues aunque estaba muy joven, decidió hacer su primer recorrido por el continente americano. Para este momento, Negrete ya era teniente de fragata, aunque su estadía por este continente no duró mucho tiempo, en 1808 la rebelión de los comerciantes fue lo que originó el primer motivo de su regreso a España.

Viaje a México

Negrete fue enviado nuevamente a América en 1810, pero al llegar se da cuenta de que todo había cambiado, pues desde el mismo momento que se marchó, los grupos sublevados que estaban en busca de la independencia ya se habían formado. Su regreso causó la extensión de la rebelión, estos grupos radicales sólo querían cumplir sus ambiciones, siguiendo las ideas que fueron influenciadas por Europa y su ideología liberal.

La misión de Negrete era muy clara, aumentar las filas realistas y luchar contra los rebeldes. Formando una batalla que indudablemente, gracias a su gran agilidad y su entera capacidad, resultó a su favor; dándole la oportunidad de seguir creciendo en su carrera militar al otorgarle en poco tiempo, la oportunidad de alcanzar el grado de brigadier.

Recomendamos leer:   Biografía de Lázaro Cárdenas

Plan de Iguala

En 1821, Decidió apoyar el plan de Iguala, siendo miembro del ejército español en ese momento. Se reunió con Agustín de Iturbide, quien anteriormente también había cumplido con el mismo recorrido que había hecho Negrete. Iturbide le otorgó diferentes misiones, la mayoría de estas se acercaban más a lo diplomático que a las acciones militares. Una de estas misiones era convencer al realista José de la Cruz, para que este dejara a un lado sus ideales y comenzara a formar parte de las tropas independentistas.

Cómo era de esperarse, de la Cruz rechazó la oferta que Negrete tuvo la osadía de ofrecer, y es que se trataba de una de las misiones más complicadas, ya que de la Cruz era quien encabezaba diferentes divisiones importantes y una de ellas estaban formadas para defender a Miguel Hidalgo. Luego de este encuentro, el militar español cambió su rumbo a Durango, que en el momento estaba tomada por Joaquín Arredondo; fuente entonces en ese lugar donde las circunstancias se pusieron en contra de Negrete.

En el lugar ya no estaba a cargo Arredondo, lo que le tomó por sorpresa, sin embargo, quien estaba a cargo de la guarnición era el general Diego García Conde; desafortunadamente, este general no quiso recibirlo y su primera acción fue responder con balas ante la visita de Negrete, quien sufrió una herida en el maxilar a causa de los disparos. Por suerte, poco tiempo después el español logró recuperarse por completo de estas heridas y Durango empezó a formar parte de la independencia.

Recomendamos leer:   José Joaquín Herrera

Plan de casa Mata

Negrete fue nombrado capitán general de la Nueva Galicia, a pesar de esto, no logró cumplir el encargo de Iturbide, pues la monarquía con la que se regía, iba en contra de sus ideas republicanas. Poco tiempo después, por sus ideas antimonárquicas, y la descabellada decisión de Iturbide de convertirse emperador, El militar español se unió al plan de Casa Mata, pues no iba a descansar hasta que Iturbide abdicara.

Este plan fue constituido el 1 de febrero de 1923, encabezado por Santa Anna, Negrete y diferentes Generales, además, también se unió a ellos Vicente Guerrero. Todos con la única misión de conseguir la renuncia de Iturbide a su nuevo cargo como emperador. A pesar de esto, Negrete decide usar la amistad que ambos tenían anteriormente, por lo que intenta convencerlo mediante la presión, de abandonar el mandato inmediatamente.

Afortunadamente su plan había funcionado, fue entonces el 23 de mayo, cuando Iturbide abdica y sale al exilio. Momento en el cual se comienza a crear una nueva Constitución por parte de este movimiento opositor.

Poder ejecutivo

Durante la creación de la nueva Constitución, también se reinventa un nuevo organismo, el cual fue nombrado como “Supremo Poder Ejecutivo” y uno de sus responsables fue el español Negrete. Este órgano fue ideado para regir los destinos del país y evitar que se terminara creando un vacío de poder; lo que anteriormente había traído diferentes inconvenientes.

Recomendamos leer:   Primer presidente de México

La nueva Constitución fue presentada el 4 de Octubre de 1824, con esta misión cumplida, el sistema de gobierno cambia y pasa a ser la República. Esto ayudó al país a organizarse de una mejor manera, con 19 estados y un distrito Federal. Sin embargo, el 10 de octubre de ese mismo año, se eligió un nuevo presidente, por lo tanto, el órgano en el que formaba parte Negrete fue disuelto de manera inmediata.

Últimos años de la trayectoria de Negrete

El 9 de enero de 1827, se descubrió el suceso que marcó los últimos años de Negrete en su trayectoria; se trataba de una conspiración en la ciudad de México, liderada por el fraile Dieguino Joaquín de Arenas. Quien tenía la intención de restablecer la monarquía pero quien posteriormente fue fusilado. El general Negrete y Echávarri fueron acusados, lo que causó su detención ordenada por parte del general Manuel Gómez, ministro de la guerra, quien los sometió a un juicio. Ambos fueron sentenciados con la pena de muerte, sin embargo, esta afortunadamente fue cambiada por el exilio.

Pedro Celestino Negrete, pasa sus últimos días de vida en Burdeos, Francia. Lugar donde falleció a 69 años de edad, el 11 de abril de 1846.