Historia de México

Personajes de la revolución mexicana

La Revolución Mexicana, fundo los cimientos del país que actualmente conocemos, pasó de ser una lucha contra el régimen Porfirista a una guerra civil que respondía a los intereses de quienes jugaban con el poder y otros que buscaban las libertades democráticas desde la justicia y la educación.

Con el pasar del tiempo, la Revolución se considera como uno de los acontecimientos político y social más importantes del siglo XX en el país. Sin embargo, no pudo ser de otra manera sin los personajes que la protagonizaron que eran campesinos, militares, generales y profesionales que roban la atención en la historia destacándose como los responsables de marcar el capítulo del movimiento armado.

Estos son los personajes principales de la revolución mexicana

1-. Porfirio Díaz

Porfirio Díaz fue aprendiz de Benito Juárez en el Instituto de Ciencias. No sólo fue uno de los protagonistas de la Revolución Mexicana, sino que también participó en la Guerra de Reforma en la que batalló contra los conservadores. Como general que era se involucró en la intervención francesa y en la batalla del Cinco de Mayo junto a Ignacio Zaragoza.

Se postuló como candidato a la presidencia por el Partido Progresista, pero luego de ser derrotado por Juárez, se rebeló contra él y fue a la silla en el año 1876.

Al principio Porfirio Díaz se manifestó en contra de quienes concentraran el poder en una sola persona y también, contra la reelección. La historia lo llevó a reelegirse en innumerables ocasiones hasta 1910. A Días se le atribuyó la eliminación de la mayoría de los adversarios que tenía y la persecución de quienes ejercían la libertad de expresión.

El lema de Porfirio era Poca Política y Mucha Administración, esto lo impuso para el orden del buen funcionamiento del gobierno de México. El uso de la fuerza pública fue indispensable para mantener a raya a los bandoleros y opositores, esto significó el desarrollo económico, pero para la población esto era desigual, pues se comenzaron a darse cuenta de que Díaz ya tenía demasiado tiempo en el poder.

Las huelgas como las de Cananea y Río Blanco fueron reprimidas con más violencia, lo que marcaba que esta era necesaria para mantener el orden, los periodistas fueron perseguidos por criticar el régimen.

De Porfirio Díaz era bien sabido su gusto por la estética al mejor estilo europeo, su visión afrancesada era lo que quería para su país. Durante el periodo de su administración se llevaron a cabo muy importantes obras en puertos y se construyeron importantes vías férreas, además facilitó el intercambio comercial con los Estados Unidos con el trazo de las líneas del ferrocarril, el correo y el telégrafo. Además, en su periodo fue cuando nacieron los primeros bancos y se regularizó el cobro de los impuestos, para lograr el pago de las deudas que tenía el país para el momento.

La vida cultural de México cambió, cobró fuerza con el fortalecimiento de la educación pública y la creación de nuevos periódicos, libros y revistas impresos en el país. Así como también se realizaron espectáculos con actores europeos y aportaciones de personajes como José María Velasco, Justo Sierra y José Guadalupe Posada.

Recomendamos leer:   19 de febrero día del ejército Mexicano y Fuerza Aérea

Esta fue una época de mucha bonanza económica, pero sólo para algunos. Los indígenas fueron despojados de las tierras y fueron peones en las haciendas; esto hizo que es descontento creciera. La popularidad de Madero, quien se presentaba con un esperanza para el cambio y el apoyo a una generación que estaba deseosa de participar en la vida política de México, esto causó el descontento de Días. Madero fue encarcelado en San Luis Potosí por ser una amenaza para el gobierno de Díaz, quien había vuelto a reelegirse en 1910.

El plan de San Luís Madero desconoció por completo el gobierno de Díaz e hizo un llamado al pueblo a levantarse en armas. Las fuerzas maderistas acabaron con 30 años de dictadura en sólo 6 meses. Para 1911 se firmó el tratado de paz entre Díaz y el nuevo gobierno. Porfirio renunció al poder viajó a Francia donde murió 4 años después.

2-. Los hermanos Flores Magón

Los hermanos Flores Magón fueron considerados importantes personajes de la Revolución de México, las actividades de estos hermanos durante el periodo de 1900 a 1910, su ámbito de desarrollo fue en lo político y lo periodístico y fueron promovidas por el movimiento anti reeleccionista de Francisco Madero. En 1900 fundaron el periódico Regeneración y en el año 1902 Ricardo y Enrique editaron El Hijo de El Ahuizote, los que los representaría en la cárcel y en la posterior expulsión del país en 1904.

Su papel como periodistas opositores comenzó desde 1893 cuando los hermanos fundaron el periódico El Demócrata y debido a la aversión que sentía Teodoro Flores, su padre, por el general Porfirio Díaz, la misma que les inculcó a los hermanos desde temprana edad.

El pensamiento de los hermanos Flores Magón y las ideas de libertad se convirtieron en una crítica mordaz contra el presidente de ese momento, Porfirio Díaz, con base en los planteamientos revolucionarios desde la visión de los indígenas, la tradición liberal de México y las ideas de los filósofos europeos.

3-. Álvaro Obregón

Álvaro Obregón es reconocido en la historia de México como El General Invencible este lema se lo ganó cuando no perdió ninguna batalla como general. Obregón se le recuerda especialmente por su participación en el movimiento revolucionario y su posterior mandato como Presidente de México desde 1 de diciembre de 1920 al 30 de noviembre de 1924.

En la Revolución de México Obregón participó en el bando de Madero para sacar del gobierno a Porfirio Díaz. Después de una ausencia de la vida política, luego en el año 1913 regresó para apoyar a Carranza en su lucha contra Victoriano Huerta. Con Carranza permaneció leal hasta la promulgación de la Constitución de 1917.

Como general del Ejército Constitucionalista fue la cabeza de incontables batallas y era el encargado de perseguir a Francisco Villa al norte del país, a quién derrotó en la Batalla de Celaya. Para 1920 termina su relación con Carranza con la Rebelión de Agua prieta. Se postuló como candidato a la presidencia en medio de la Guerra Cristera y salió reelecto. Fue asesinado el 17 de julio de 1928 por José de León Toral en un restaurante llamado La Bombilla.

Recomendamos leer:   Batalla de celaya

4-. Belisario Domínguez

A Belisario Domínguez se le reconoce por ser el opositor de Victoriano Huerta. Domínguez era un médico y político mexicano, quien también llegó a ser presidente municipal de Comitán, Chiapas y senador de la República, pasó a la historia por sus célebres discursos que fueron considerados como piezas de oratoria que favorecieron a la libertad de expresión.

Durante el tiempo que fue médico obtuvo el título de cirujano por la Sorbona de París; su participación en la política nacional sucedió con el nacimiento del periódico El Vate, en donde publicaba artículos contra el régimen y contra el mismísimo presidente Díaz. Fundó el Club Democrático y se caracterizaba por estar siempre atento y ser muy justo con el pueblo, a quienes alentaba a las acciones del gobierno.

En el año 1909 fue electo como el presidente municipal de Comitán, para luego convertirse en senador, justo después de la muerte de Leopoldo Gout. En la ciudad de México fue testigo de los acontecimientos de la Decena Trágica y la toma de poder de Victoriano Huerta. Durante este periodo Domínguez fue extremadamente crítico frente a las decisiones que tomaba el presidente del momento, lo que poco después le costaría la vida.

La muerte de Belisario sucedió en medio de la crueldad. Sus enemigos lo martirizaron y lo asesinaron en el cementerio de Xoco, en Coyoacán; Aureliano Urrutia le cortó la lengua y se la entregó como regalo a Huerta. Sin embargo, su asesinato derivó la disolución del régimen militar mexicano.

5-. José Vasconcelos

José Vasconcelos fue conocido como un político, pensador y escritor de México, fundador del Ministerio de Educación en México desde donde desarrolló una labor extraordinaria, lo que le llevó a que le colocaran el nombre de El Maestro de la Juventud de América.

Vasconcelos presidió El Ateneo de la Juventud de México. En el año 1914 fue nombrado director de la Escuela Nacional Preparatoria. Huyó a Estados Unidos, pues Venustiano Carranza quería arrestarlo por pecar de crítico. Cuando regresó asistió a la Convención de Aguascalientes y desempeñó el cargo de secretario de la Instrucción Pública por dos meses, en el gabinete de Eulalio Guzmán.

Álvaro Obregón lo nombró titular de la Secretaría de Educación Pública y desde ese puesto pudo imponer la educación popular, trajo a México educadores y artistas destacados, además creó muchas bibliotecas populares y departamentos de Artes, Escolar y de Archivos. Además logró reorganizar la Biblioteca Nacional, lideró un programa de publicaciones masivas de autores clásicos, fundó la revista El Maestro, promovió las escuelas y las misiones rurales.

Durante Su gestión se hicieron muchos murales para decorar los distintos edificios públicos a los que pintores como José Clemente Orozco y Diego Rivera participaron, aunque algunos afirmaron que estos murales tuvieron que vencer la resistencia del ministro Vasconcelos, pues pensaba que Orozco hacía caricaturas horribles.