Historia de México

Qué se celebra o festeja el 18 de marzo

El 18 de marzo de 1938 se conmemora en el estado Mexicano la expropiación petrolera que fue llevada a cabo por el presidente Lázaro Cárdenas del Río, esto se hizo gracias a la ley de expropiación del año 1936, según artículo número 27 de La Constitución Mexicana, sobre las compañías que explotaban estos recursos naturales.

¿En qué consistió la expropiación?

El acto de expropiación fundamentalmente se basó en la nacionalización de todos los bienes pertenecientes a las compañías petroleras que para la época operaban en México, oficialmente se les expropiaron las maquinarias, estaciones de distribución, embarcaciones, oleoductos, en general todo lo que tuviera que ver con la industria petrolera, incluso muebles e inmuebles.

Tenemos que el suministro de petróleo y el conjunto de políticas que establecen los gobiernos de los países con miras de privatizar la extracción del petróleo, reservándose ellos la exclusividad de explorar y obtener el control total  y mayoritario de las ganancias que se obtienen por concepto de exportación de este recurso.

Antecedentes expropiación

Dentro de los antecedentes más cercanos a la expropiación petrolera, se afirmó principalmente en el apoyo que le brindó a la organización de los trabajadores y a la fundación de Petromex (después Pemex).

En el año 1924 hubo varios intentos de huelgas que inmediatamente fueron reprimidos por el ejército, se instaló la huelga de Tampico contra la refinería El Águila, en ella lo trabajadores obtuvieron el triunfo ya que lograron que fuera reconocido el sindicato y se concertara la firma de un contrato petrolero.

Recomendamos leer:   Batalla del puente de calderon

Para el 16 de agosto de 1935 se formalizó el sindicato de trabajadores petroleros de la República Mexicana, entre sus principales demandas estaba la que se refería a las jornadas de trabajo que deberían ser de 40 horas semanales, el pago del salario debía efectuarse completo en caso de enfermedad del trabajador.

Es entonces cuando el 3 de noviembre se solicitó la firma del contrato petrolero y el 17 de mayo el sindicato emplazó en caso de que no se cumpliera con la demanda, los primeros días de junio el sindicato demandó a las compañías petroleras ante la Junta General de Conciliación y Arbitraje, la huelga finalmente estalló el 31 de mayo y finalizó el 9 de junio.

Esta lucha de los trabajadores petroleros fue bien vista por el presidente y también por la población, a pesar de todas las consecuencias que se causaron por la escasez de petróleo, y sus derivados.