Historia de México

Sentimientos de la nacion

Los Sentimientos de la Nación son básicamente un documento, pero no uno cualquiera, sino uno con importancia vital para la creación de la que hoy es conocida como la constitución mexicana; este documento fue redactado por José María Morelos y Pavón en 1813, tan sólo unos años después de haber iniciado las rebeliones campesinas que buscaban la independencia de México y su separación completa de la corona española.

La idea inicial de una constitución política para México, la cual incluso en peso de cierta forma a funcionar solamente entre los insurgentes que ya habían logrado tomar algunas ciudades, fue en realidad de Ignacio López Rayón, quien estaba en contra de que España abusara constantemente de México, pero a pesar de ello tenía aprecio por Fernando VII, por consiguiente buscaba que él siguiese en el poder y que lo único que ocurriera en realidad fuera un trato igualitario para México, pero sin desligarse de España.

López Rayón creó una junta llamada la Suprema Junta Gubernativa de América, en la cual incluyó a José María Morelos y Pavón, quien desde el principio estuvo en contra de sus ideas de constitución por incluir a la corona española; gracias a diferentes factores, como por ejemplo los constantes ataques de las fuerzas armadas realistas y al mismo tiempo las diferencias entre López Rayón y Morelos y Pavón, la junta terminó disolviéndose y fue cuando Morelos decidió publicar Los Sentimientos del Nación.

Recomendamos leer:   Junta de zitacuaro

La primera mención de Los Sentimientos de la nacion
Sentimientos de la nacionFue en septiembre de 1813 cuando se instaló el primer parlamento constituyente y en el mismo fue que Morelos pronunció dentro de su discurso inaugural los artículos de este documento, entre los cuales destacan principalmente declarará México independiente de España y de cualquier otra nación, afirmar la religión católica como única aceptada intolerancia alguna de otras religiones; dividir al gobierno en tres poderes: legislativo, ejecutivo y judicial.

También se reservaban los empleos exclusivamente para los mexicanos, se buscaba mejorar la igualdad social, se prohibió la distinción de castas y la esclavitud también; aunque como tal este documento en realidad era solamente una propuesta, en octubre de 1814 se sancionó la que hoy conocemos como la constitución de Apatzingán, la primer constitución del México independiente, la cual estaba en realidad basada en su mayoría en este documento, dejando completamente fuera del poder mexicano a cualquier otra nación.