Historia de México

Los símbolos patrios mexicanos y su historia

Si te preguntas ¿cuales son los símbolos patrios mexicanos?, bueno son los que representan la identidad nacional de uno de los países más importantes a nivel económico y político de América Latina.

El himno, el escudo y la bandera.

Desde la época de la colonia en México, así como en las demás regiones del continente llamadas para ese tiempo provincias, existían emblemas y estandartes que identificaban cada poblado. El nacionalismo siempre ha existido y estas son pruebas de ello.

Con estos símbolos locales cada poblado sabía si los que venían a caballo eran amigos o enemigos sin dirigir una palabra. A esto hay que incluir la vestimenta y las culturas de cada uno de ellos. Cada región tenía sus costumbres y por ellas las identificaciones era bien particulares. La distinción era muy importante, incluso más de lo que es ahora.

Por ejemplo, en la región maya la simbología era parte del día a día, la vida de estas personas se enfocaba en generar distintos señalamientos o signos que definieran su postura dentro de la sociedad donde habitaban.

Desde penachos hasta la modificación de sus ojos a base de tratamientos de cera hirviendo que buscaba demostrar su acercamiento a lo mágico, hasta tatuajes en la piel para identificarse como guerreros, constructores, comerciantes y demás.

Del mismo modo en la piel también se tatuaban los valores y principios con los que se regían, por ejemplo, si es tu poblado se comerciaba con ganado, seguramente te tendrías que tatuar algo relacionado con una vaca, otro tatuaje que rindiera homenaje a la honestidad o a la no corrupción y cosas por el estilo. En vista de que los dioses eran parte fundamental de sus vidas también cada uno de ellos tenía su propio símbolo.

Ahora, los mexicanos traen de su historia precolombina y colonial todo lo aprendido para plasmarlo en sus actuales símbolos patrios. Ninguno de los tres llegó a este punto tal cual como está, cada uno de ellos ha tenido una evolución constante que los han transformado en la representación no de un poblado sino de toda una nación que ahora se enorgullece de ellos.

El escudo nacional mexicano

Escudo nacional mexicano

Haciendo un poco de historia tenemos que remontarnos a las crónicas de Mexicayotl, aquellas que relata el reconocido escritor Fernando de Alvarado Tezozómoc. La historia cuenta que el dios de la guerra Huitzilopochtli le entregó a Cuaucóhuatl y a Axolahua, líderes de los “pre-mexicanos” la tarea de buscar un nuevo asentamiento, un nuevo lugar donde crecería una de las civilizaciones más importantes de la Mesoamérica. Para ellos saber que habían dado con la tierra que se les había prometido debían descubrir donde la tierra de tendiera entre cañas y entre juncias. Palabras más palabras menos eso fue lo que les dijo.

Recomendamos leer:   La campana de dolores

Una vez ambos exploradores dieron con locaciones similares regresaron con el pueblo mexica para darles la buena nueva. No obstante una vez entregaron la historia el Dios les dijo por voz del sacerdote Cuauhtlaquezqui que les faltaba encontrar un nopal salvaje donde estuviera descansando un águila.

Decepcionados al ver la magnitud del desafío ambos exploradores volvieron a la senda sin mucha disposición. Cabe recordar que para este poblado el águila representaba la dualidad mística entre el cielo y la tierra. Pues bañados en fe los mexicanos encontraron lo que estaban buscando y construyeron una nación que solo pudo ser modificada por una civilización infinitamente más poderosa y evolucionada, el Imperio de España.

Luego de muchos años de tortuosa conquista los mexicanos tomaron las armas y dieron con su libertad, una historia para otro momento. Desde ese momento el paréntesis donde el águila estaba pisada por la bota del rey desapareció y la bestia alada volvió a volar por los aires libre y representando a un nuevo país.

– Para 1821 el águila del que tanto hablamos fue instaurada por primera vez como parte del escudo nacional de México. Una anécdota sobre esta primera bandera es que se dividió en dos.

– En la Guerra de los Tres años, donde liberales y conservadores se disputaban el poder en todo el territorio tricolor, el animal alado figuraba como estandarte de ambos bandos. La bandera ya se había dividido en dos.

– Los liberales usaban al águila mirando hacia la izquierda y los conservadores la usaban mirando hacia el otro lado.

– Durante la intervención de las tropas imperiales francesas el águila fue coronada. Pero para los republicanos de la época esta no debía tener nada encima.

– Posteriormente Maximiliano optó por representarla de frente, y así lo hizo también Porfirio Díaz.

Recomendamos leer:   La constitucion de 1812

– Para 1916, Venustiano Carranza impuso al águila mirando hacia la izquierda y así quedó hasta el sol de hoy.

– Miguel de la Madrid, años después emitió un decreto que decía que la cabeza del águila debía ver hacia el lado izquierdo, que las alas debían ser más altas que el penacho y desplegadas en actitud de combate. Su garra izquierda debería mantenerse posada sobre un nopal florecido y en el pico debía sostener una serpiente.

– Ya con el águila posicionada se le agregarían una rama de encino, otra de laurel y un listón que las uniera.

La bandera mexicana.

bandera mexicana

Esta es una historia igual de fascinante que la primera pero intentaremos resumirla un poco más para no alargarnos tanto.

– La primera bandera de México fue hondeada por Miguel Hidalgo y Costilla. Esta tenía una Virgen de Guadalupe en el centro.
– En 1813 se diseñó otra bandera de seda con cuadros azules y blancos. Esta tenía un águila coronada sobre un nopal en el medio y tenía una leyenda que decía “Oculis et unguibus aequé victrix”.
– En 1821 el sastre José Magdaleno Ocampo confeccionó lo que se consideraría más tarde la primera bandera de México. Esta sería llamada la bandera de las tres garantías.
– Con la consumación de la independencia y el nombramiento de Iturbide la primera bandera con los colores blanco, verde y rojo hondeó en Ciudad de México.
– Para 1823 cayó Iturbide y con él su bandera. Se le quitó la corona a la serpiente y se le agregaron las ramas de encino y olivo.
– En 1968 se rediseñó la bandera nuevamente y quedó como la que hoy vemos en todo el país.

El himno nacional mexicano

himno nacional mexicanoDurante 30 años México como nueva nación no tuvo un himno distintivo. Tuvieron que esperar para 1853 para que el gobierno realizara un concurso donde cualquiera pudiera participar al entregar canción y letra de lo que podría ser el himno nacional de México.

El poeta Francisco González Bocanegra participó sin querer hacerlo y triunfó sin saberlo. Para 1954 se publicó en la prensa quien había sido el ganador. En 1854 sonó por primera vez el actual y único himno de México.