Historia de México

La toma de ciudad Juárez

La Toma de Ciudad Juárez fue una batalla entre los revolucionarios del país que apoyaban a Francisco Madero, contra las fuerzas federales que eran leales al presidente Porfirio Díaz. Esto sucedió tal y como lo dice el título en Ciudad Juárez, Chihuahua entre el día 8 al 10 de mayo 1911.

Antecedentes

Porfirio Díaz había alcanzado la presidencia en 1876, luego de participar en las elecciones previas. Su bandera era anti reeleccionista, pero una vez que asumió el poder comenzó a postularse elección tras elección, esto crea un clima de descontento que se fue agudizando cada vez más.

En 1910 gana la presidencia nuevamente y la situación del país era casi insostenible. La Toma de Ciudad Juárez fue el acontecimiento que plantó la tendencia de los eventos que se dieron tras la promulgación del Plan de San Luis Potosí para el 5 de octubre de 1910.

Estos actos se consideraron como el comienzo de la Revolución Mexicana. El llamado a rebelión encontró un claro apoyo entre la población y a estos se sumaron líderes revolucionarios del momento. En Chihuahua tiene los alzamientos más significativos, entre otras cosas.

Desarrollo de los acontecimientos

Madero no ordenó, ni participó en las acciones que llevan la toma de la ciudad. A pesar de las revueltas, intentó negociar con las fuerzas federales. Y por este punto, Madero lleva a cabo varios actos de masas que le ganan el apoyo popular.

Recomendamos leer:   La revolución mexicana - 20 de noviembre de 1910

Pero fueron Villa y Orozco los que estaban en la lucha por toma la ciudad, habiendo ya perdido algunas escaramuzas y viendo lo lento que estaban resultando los acontecimientos, toman la decisión de desobedecer la orden de Madero de dejar la ciudad para marchar al sur. El 8 de mayo de 1911 tomaron ciudad.

La Toma de Ciudad Juárez

La toma de la ciudad fue un acontecimiento muy violento, en donde se dinamitaban las barricadas y se destruían las casas. El ejército federal no pudo contener el avance de los revolucionarios. Ante esta situación, Madero decide apoyar la toma.

La importancia de Ciudad Juárez no sólo era en la condición de estar en la región donde se originaron los revolucionarios, su condición de ciudad fronteriza, fue lo que le otorgó el estatus de bastión estratégico.

Finalmente, la resistencia fue vencida y la ciudad fue tomada el 10 de mayo. La ciudad se ve luego afectada por diferentes episodios de saqueos, que se extendieron en el tiempo hasta que el 21 de mayo se firmaron los Tratados de Ciudad Juárez, estos significaban la renuncia del presidente Porfirio Díaz.