Tratado de La Mesilla

La porción de tierra que existe entre el Estado de Nuevo México y el Estado de Arizona, era anteriormente conocida como La Mesilla, pero debido a una negociación que involucraba ese territorio, México accede al vender La Mesilla a Estados Unidos, por lo que deja de ser territorio mexicano. El hecho tuvo lugar el 24 de junio de 1853.

La Mesilla contaba con una extensión de 76.845 Km2, según el tratado de la venta, los límites fueron demarcados, para ello se trazó un mapa en el que se establecían los límites tal como se le conoce en la actualidad.

Antecedentes del Tratado de La Mesilla

Tratado de La MesillaDurante el mandato del presidente Antonio López Santa Anna, México pasó por una crisis económica bastante fuerte, al punto de ver debilitadas sus fuerzas militares por falta de inyección de recursos, por lo que necesitaban con urgencia ingresos financieros, después de todo, este ere el ejército que tenían para defenderse de los Estados Unidos.

Por su parte, los estadounidenses estaban buscando tener una extensión más amplia de territorio y ante la situación mexicana, decidieron ofrecerle al presidente Santa Anna diez millones de dólares por la región de La Mesilla.

De ese modo ambos países saldrían favorecidos, es decir, México vería una salida a la situación económica, mientras que Estados Unidos lograría tener más territorio.

El propósito principal de Estados Unidos era ampliar el campo comercial, mediante de vías férreas que atravesarían la región.

El Tratado de La Mesilla

Para el Tratado de La Mesilla se estableció una comisión mixta, la cual estaba conformada por un representante de cada país. La finalidad era determinar los límites entre México y Estados Unidos.

En el Tratado se establecía que los límite de Río Bravo se descarriarían al oeste 13 Km y al norte de la población de El Paso.

Para ello usaron una copia de un mapa que se impreso hacía 25 años.

Gracias a este mapa se logró determinar que las mediciones que iban a usarse para el Tratado establecían que los límites de la población de El Paso se encontraban 57 Km más al sur y 160 Km más al oeste, por razones obvias México sugirió que se llevará la negociación según el mapa y por su lado Estados Unidos apoyaba las mediciones. Esto desató un gran desacuerdo e inconvenientes.

Para mejorar el conflicto, el negociador estadounidense John Bartlett sugirió que México podía quedarse con La Mesilla, pero siempre y cuando cedieran las Montañas de Santa Rita, las cuales para la época se creían que poseían yacimientos de plata y oro que aún no habían sido explotados.

Sin embargo, la propuesta interferiría con la construcción de las vías para el ferrocarril. Entonces el Tratado de La Mesilla fue apoyado por el presidente estadounidense Millard Fillmore, quién además envió otro negociador, el político pro ferrocarriles Robert Campbell, quién también intentó modificar el Tratado, a lo que México respondió exigiendo que se respetara la negociación, ya que de lo contrario enviarían tropas.

Consecuencias de la venta de La Mesilla

Después de 5 años de la venta de La Mesilla, Estados Unidos había gastado más dinero del que había invertido en la compra de la zona y pese a que en el tratado se estableció que los Nativos Americanos no cruzarían la frontera para ir a México a robar vacas, esto no se cumplió del todo, por lo que está negociación supuso muchos dolores de cabeza para ambas naciones.

La venta de La Mesilla, también puso en evidencia las debilidades de Antonio López Santa Anna, ya que esto lo sepultó en el mundo de la política, ya que los habitantes estaban de acuerdo en que la venta del territorio era una traición a la patria.

Sin comentarios aún. Sé el primero en comentar.