Historia de México

La toma de Zacatecas

La toma de Zacatecas es considerada como uno de los acontecimientos más importante en la Revolución mexicana. Sucedió el 23 de junio de 1914 y para la ocasión fue el general Francisco Villa quien venció a las fuerzas del presidente para el momento Victoriano Huerta, como resultado despejó el camino de la División del Norte hacia la Cuidad de México.

Luego de esta dura batalla muchos federales no se pudieron recuperar, fue catalogada como una de las batallas más sangrientas de la Revolución del país.

Antes de la toma de Zacatecas

Zacatecas fue una plaza muy importante en el país para el siglo XIX. Sus yacimientos ricos en plata y las minas la convertían en una de las principales productoras de plata de México. Mucha de la vida social de del país pasaba por Zacatecas, además allí se encontraban los principales cruces de ferrocarriles.

La toma de ZacatecasSemanas antes de la toma de Zacatecas, los generales Aragón y Pánfilo Natera, con más de cinco mil hombre intentaron tomar la ciudad del 9 al 13 de junio, por lo que Venustiano Carranza ordenó a Francisco Villa que les enviarán efectivos de la División del Norte.

Villa se ofreció a marchar al frente con la División. Venustiano tenía temor del poder que había adquirido Villa, por lo que reiteró la orden, cuando Villa amenaza con la renuncia, Carranza la aceptó, pero los generales que estaban a la orden de Villa de negaron a obedecer a otra persona y acusaron a Carranza de impolítico, antipatriótico y anticonstitucional, así que decidieron atacar Zacatecas.

La batalla de Zacatecas

El conflicto empezó un 23 de junio de 1914. En vísperas de la batalla el general Ángeles retiró las piezas de artillería de las posiciones originales y las colocó en sitios imperceptibles, pero además demasiado cerca de las líneas de la defensa de los federales. Pasó los últimos tres días antes de la batalla convenciendo a los huertistas que ya tenía las posiciones definidas.

Recomendamos leer:   Qué se celebra el 5 de febrero - Día de la Constitución Mexicana

Aproximadamente veintidós mil hombres de la División del Norte se movían en completa armonía bajo la dirección de Ángeles. El general había logrado una perfecta conjunción entre la brigada del ejército de Villa.

A las dos y media de la tarde se capturaron las cimas que dominaban la ciudad y para las cuatro de la tarde cayó el cerro El Grillo, claro que esto le costó la vida a muchas personas que pelearon allí. Cuando se logró la posición de La Bufa, los federales comenzaron a retirarse de manera desorganizada.

Los villistas tomaron la ciudad desde tres de las direcciones y a pesar de sus grandes pérdidas, la mayoría era de ellos, por lo que se impusieron antes los federales, quienes una vez que estaban rodeados comenzaron a buscar una salida, pero aunque algunos pudieron escapar rompiendo las vías de los ferrocarriles, la mayoría quedaron acorralados entre el fuego.

Al final del día la batalla estaba perdida para los federales. Muchos de los soldados que pelearon allí encontraron la muerte intentando huir de la ciudad, refugiados en casas u hospitales. Pero estos fueron diezmados por el ejército villista, quienes no se tomaron el tiempo de distinguir entre los soldados y los civiles.

Como resultado, muchas de las casas por las zonas cercanas fueron víctimas del vandalismo, el saqueo la muerte de los ocupantes. No fue hasta el día siguiente que Villa ordenó a las tropas que detuvieran los actos de saqueo y violencia. Ante las quejas que recibió de los civiles de la ciudad, mandó a fusilar a algunos de los saqueadores, pero no sin antes de quemar edificios de todo tipo.

Recomendamos leer:   La revolución mexicana - 20 de noviembre de 1910

Resultados de la batalla de Zacatecas

Como en toda batalla los resultados son catastróficos, pero en el caso de Zacatecas en el comunicado oficial se habló de ocho mil muertos, pero extraoficialmente se manejan datos de más de diez mil muertos, pues lo combates no terminaron allí, sino que continuaron casa por casa y se hicieron reales masacres en los hospitales e iglesias donde se refugiaba la población civil con algunos soldados de las fuerzas federales.

Consecuencias de la toma de Zacatecas

Se considera que la toma de Zacatecas fue el acontecimiento más sangriento de la historia de la Revolución de México, así como una victoria importante para las fuerzas de los rebeldes, pues aun cuando se cumplió el objetivo de tomar la ciudad, el costo en vidas fue muy alto.

Para las fuerzas federales fue una duro golpe del que no se pudieron volver a recuperar. En la huida de estos, las fuerzas federales dinamitaron las vías de los ferrocarriles, con la finalidad de detener o retrasar el avance de los revolucionarios hacia el sur de la ciudad.

Zapata fue el último de los bastiones federales en el sur, su ejército estaba completamente derrotado. Villa no logró ser el primero en llegar a Ciudad de México, pues Carranza detuvo por suficiente tiempo el envío de carbón para las locomotoras de la División del Norte. Esto permitió que los federales reorganizaran sus fuerzas, para prevenir la batalla final.