Historia de México

Plan de guadalupe

Consumado el golpe de Estado de Huerta ante Madero, el traidor se dispuso a comenzar su mandato, por lo que la restitución de aquella república que pertenecía a unos pocos, volvía a acechar a México y esta vez, en peores dimensiones, ya que estaba el daño hecho por los años de enfrentamiento de la Revolución Mexicana desde aquel levantamiento propuesto en el pacto de San Luis por el ahora, difunto Madero.

Sin embargo, muchos líderes y soldados esparcidos por el país, habían quedado tocados por el discurso de Madero y sus acciones, que a pesar de no ser las más acertadas, para nada exigían arrodillarse como ante Porfirio y ahora, Huerta, así que revolucionarios como Zapata, Villa y Carranza, decidieron hacer frente a esta nueva amenaza a su país y comenzaron a organizar levantamientos en toda la nación, buscando la restitución del hilo democrático y de garantía para México.

¿Qué es el plan de Guadalupe?

Un documento firmado en la hacienda bajo el mismo nombre ubicada en Coahuila, el 26 de marzo de 1913, donde la firma principal era del líder revolucionario Venustiano Carranza, que sumió el de Jefe del Primer Ejército Constitucionalista, para llevar a cabo el desconocimiento de Huerta como mandatario, así como ignorar la potestad y autoridad de los tres poderes federales y los poderes locales que desconocieran este tratado que se firmaba.

Este plan surgió luego de que el congreso soberano de Coahuila decidiera desconocer el mandato presidencial de huerta, que les llegó por medio de un telegrama de aquel mandatario, explicando la aprehensión de Madero y Pino Suárez, así como el permiso para ejercer tal poder.

Ante esto, Carranza fue nombrado como Jefe del Ejército y autorizado para armar un grupo de hombres que restablecieran el poder constitucional de la república, algo que tomó velocidad y prioridad luego de que se notificara la muerte de Madero y Pino Suárez en situaciones irregulares.

Recomendamos leer:   Batalla de celaya

En busca de reclamar la falta de transparencia del Poder Legislativo y Judicial al aceptar que Huerta tomara el poder a pesar de su traición y evidente asesinato a Madero, Carranza se dispuso a hacer cumplir con el Plan de Guadalupe, que además esclarecía que durante meses o año, según fuera el caso, el ejército constitucional tendría que enfrentar los atropellos de Huerta, aceptando durante el tiempo necesario a los mexicanos que quisieran integrarse a la lucha en busca de recuperar la libertad de México.

¿Qué estableció el plan de Guadalupe?

A diferencia de otros hechos y momentos, el Plan de Guadalupe establecía que Carranza tenía como objetivo lograr el derrocamiento o dimisión de Huerta, sin tomar ningún tipo de facultad legislativa o plan de gobierno, por lo que una vez entrara a la Capital, tomaría el mando sólo para convocar cuanto antes nuevas elecciones y definir quién sería el nuevo presidente de México, un puesto bastante polémico los últimos años.

Una vez lograda la retirada de Huerta del poder, Carranza se dispuso a convocar a todos los líderes revolucionarios en una junta que finalmente decidió desconocer a Carranza, colocando a Eulalio Gutiérrez Ortiz al mando interino. Esto provocó que Carranza, se movilizara de la Capital a Veracruz con todo su equipo de Gobierno, donde anunció una reforma al Plan de Guadalupe.

En dicha reforma se hizo énfasis en que Carranza seguía siendo el Primer Jefe del Ejército Constitucionalista, por lo que en vista de su investidura, declara aún vigente el Plan de Guadalupe, indicando que las acciones violentas de Villa y Zapata, presentes en la junta que desconocía a Carranza, mantenían al país en guerra y actos violentos.

Además de reafirmar su liderazgo, Carranza añadió poderes y aptitudes a su cargo en el carácter legislativo, por lo que desde ese momento, decidió, además de seguir a cargo de la nación, mantener la lucha, esta vez ante Zapata y Villa, quienes en 1916 caen derrotados y es así como se establece crear un Congreso Constituyente, encargado de  modificar la constitución del país.

Recomendamos leer:   Causas de la revolución mexicana - Sociales y politicas

Sin embargo, antes de derrotar a Villa y Zapata, se firmaron los tratados de Teoloyucan, con los que se les permitió el acceso a la capital y el mandato a Carranza y sus tropas, así como la disolución del ejército Federal que dirigía Huerta y apoyaba las costumbres porfiristas que desencadenaron todos estos actos.

Aunque las luchas fueron codo a codo entre los revolucionarios, las diferencias y sobre todo, la ansiedad, hacían de cada líder un objetivo claro de críticas y dudas, por lo que Carranza, al igual que Madero, fue cuestionado por su debilidad ante las reformas que todos pedían, a diferencia de que a Carranza se le desconoció en una junta (que él mismo programó) y la lucha no cobró su vida, sin embargo, las acciones violentas no cesaron en  ningún momento.

De esta manera, en 1916, con la reforma al Plan de Guadalupe hecha y el Congreso trabajando en pleno de facultades, se comienza a trabajar en una reforma constitucional en que se termina efectuando para el año 1917, donde con un saldo que superaba el millón según los historiadores y expertos, se toma en cuenta por ellos mismos como el fin de la Revolución Mexicana.

Tuvo líderes, traiciones, sacrificios y asesinatos que a día de hoy, marcan la memoria de muchos que pueden salir libres y con autonomía, gracias a la valentía, aciertos y errores cometidos en esos 10 años que son considerados como el evento histórico más importante de México en el siglo XX.