Historia de México

José María Liceaga

José María Liceaga (Hacienda de La Gavia (Romita, Guanajuato) 1780 – Guanajuato, 1818) fue un hacendado, médico y militar mexicano, aliado con los insurgentes durante la independencia de México.

A lo largo de su carrera militar participó en varias batallas, entre estas  la batalla del Monte de las Cruces y posteriormente en la batalla de Aculco.

Además de esto fue diputado por la provincia de Guadalajara en el Congreso de Chipancingo y ostentando este cargo tuvo el honor de ser uno de los firmantes del Acta Solemne de la Declaración de la Independencia de América Septentrional y también en la firma del Decreto Constitucional para la Libertad de América Mexicana.

Biografía de José María Liceaga

José María LiceagaAunque se desconocen datos específicos acerca de su nacimiento, se sabe que José María Liceaga nació en una hacienda familiar llamada Hacienda de la Gavia, municipio de Romita (Guanajuato) en 1780. Sus padres fueron Manuel de Liceaga y María Josefa Reyna.

Carrera militar de José Liceaga

Liceaga comienza estudios de medicina pero abandona esta carrera y a temprana edad consigue asociarse con el ejército realista donde le es consentido el cargo de teniente en el cuerpo de Dragones.

En el año 1810 se une a Miguel Hidalgo para acompañarle en la guerra por la independencia mexicana haciéndolo con el grado de teniente coronel.

Recomendamos leer:   José Joaquín Fernández de Lizardi

El 30 de octubre de 1810 participó en la batalla del Monte de las Cruces en la que las tropas de Hidalgo se enfrentaron y vencieron a las tropas leales a la corona española cuyo comandante era Torcuato Trujillo.

Posteriormente, el 7 de noviembre de ese mismo año tomó parte en la batalla de Aculco que nuevamente enfrentó a ambas tropas y que sucedió después de que Hidalgo decidiera retirar sus tropas sin entrar a Ciudad de México tras la batalla ocurrida el 30 de octubre.

Unos meses después, el 17 de enero de 1811 se enfrentan en otra batalla los insurgentes y los realistas, quienes resultaron vencedores. Se trató de la batalla del Puente de Calderón en la que las cifras de insurgentes muertos y heridos fueron unos 13000. Esta batalla fue el punto final de la insurgencia del cura Miguel Hidalgo.

Sin embargo, Liceaga no dejó las armas sino que el 26 de marzo de 1811 acompañó a Ignacio López Rayón en su retirada a Zacatecas, posteriormente unos dos meses después participa en el asalto a Valladolid lo que actualmente conocemos como Morelia.

Fue vocal de la Suprema Junta Nacional Americana también llamada Junta de Zitácuaro, y como por si fuese poco rige la insurgencia en la demarcación norte nombrado por José María Cos. Sin embargo, cuando intenta asaltar Celaya es derrotado.

Recomendamos leer:   Biografía de José María Cos

Liceaga y el resto de miembros de la suprema junta tenían desacuerdos, lo que lo llevó a aliarse con José Sixto Verduzco con el objetivo de perseguir a López Rayón, pero el resultado fue contrario pues fue él quien termino hecho prisionero por el mismo López en mayo de 1813.

No obstante, tres meses después Liceaga logra la reconciliación con López lo que le permite ser diputado por la provincia de Guadalajara en el Congreso de Chilpancingo desde el 24 de octubre de 1814 hasta el 5 de noviembre de 1815 y uno de los firmantes del Acta Solemne de la Declaración de la Independencia de América Septentrional y del Decreto Constitucional para la Libertad de América mexicana.

Cuando Morelos es fusilado el 22 de diciembre de 1815, Liceaga se marcha a Michoacán  y dos años después, el 7 de abril de 1817, López Rayón lo destituye a él y a Sixto Verduzco de sus cargos en la Suprema Junta Gubernativa de América y ordena que sean capturados.

Posteriormente, se une Xavier Mina colaborando con él en la disolución del Congreso Chilpancingo Un poco más tarde, cuando Mina es capturado, Liceaga logra escapar.

Después de este acontecimiento, José María Liceaga decide retirarse de la vida militar y se dirige hacia la hacienda de La Laja.

Recomendamos leer:   Carlos María de Bustamante

Muerte José María Liceaga

En 1818 es asesinado por el capitán Juan Ríos, quien estaba bajo las órdenes del comandante insurgente Miguel Borja. De acuerdo con los historiadores la razón del asesinato era una deuda que había contraído Borja con Liceaga y que para evitar pagarla decidió que quitaran la vida.