Historia de México

El tratado de miramar

El Tratado de Miramar o también conocido como Convención de Miramar, fue un tratado entre Napoleón III y Maximiliano I, se realizó en el Palacio de Miramar el 10 de abril de 1864; antes que Maximiliano I y Carlota de Bélgica llegaran al trono en México, que fue cuando se da inicio al Segundo Imperio Mexicano.

¿En qué consistía?
El tratado consistió en ciertos acuerdos realizados sobre todo en la parte militar, entre los que tenemos los siguientes:

– Los soldados franceses podrían permanecer en México hasta que lograran ser reemplazados por un ejército mexicano digno de ese nombre y que unos 80.000 hombres pertenecientes a la Legión Extranjera, se quedaran allí hasta los siguientes seis años, hasta que siguieran la partida del cuerpo expedicionario y que el retiro de los 38.000 hombres aún presentes se debía realizar progresivamente y 20.000 de ellos deberían permanecer en México hasta finales de 1866.

– Otra de las cláusulas de la convención establecía que no importaban los acontecimientos que sucedieran en Europa, el nuevo Imperio establecido no debía faltarle nunca la ayuda de Francia, una exigencia que de seguro le daría paz y sosiego a Maximiliano I.

Marco histórico

El tratado de miramarUna vez que termina la Guerra de Los Tres Años, conocida también como Guerra de La Reforma, el gobierno de Benito Juárez, motivado a la crisis financiera por la que atravesaba México, se vio en la necesidad de suspender los pagos de las deudas a Francia, España e Inglaterra.

Recomendamos leer:   Plan de la noria - Revolucion de la noria

Esto trajo como consecuencia que las tres potencias europeas en 1861 se reunieran en Londres y en el año 1862 las tropas de esos países se desplazaron a México, con el objetivo de ejercer presión sobre las autoridades mexicanas para que realizaran el pago de sus deudas, sin embargo el ministro mexicano de relaciones exteriores, Manuel Doblado, logró convencer a los representantes de España e Inglaterra, alegándoles que la suspensión de los pagos era algo temporal, pero a Francia no logró convencerla.

Convencidos los gobiernos de España e Inglaterra, hacen que las tropas de esos países comenzaran su regreso a Europa, sin embargo las tropas francesas si permanecieron en el territorio mexicano motivado a que Napoleón III, dentro de sus planes tenía la idea de establecer una monarquía en México, fue entonces cuando los francés avanzan desde la costa hacia el centro del país ocupando la ciudad de México, el 10 de abril de 1863.

¿Qué siguió después?

Los conservadores mexicanos ven con la presencia de los franceses una oportunidad para ellos poder restaurar una monarquía que se pareciera a las existentes en Europa, es entonces cuando los conservadores forman la asamblea de Notables y envían a José María Gutiérrez a Miguel Miramón a Europa, para que trataran de convencer al archiduque de Austria, Fernando Maximiliano de Habsburgo-Lorena para que aceptara el trono de México.

Recomendamos leer:   Imperio de maximiliano o segundo imperio mexicano

Después de estos acontecimientos y otros más sucedidos durante estos periodos de transición, el 28 de abril de 1864, Maximiliano y Carlota, desembarcan en el puerto de Veracruz para dar inicio al Segundo Imperio Mexicano.