Historia de México

Etapa constitucionalista

Históricamente se ha resaltado la que se consideró la segunda etapa de la revolución mexicana: la etapa constitucionalista que se desarrolló entre los años 1913 y 1917.

En este período resaltó como personaje principal Venustiano Carranza a quien se unieron otros líderes revolucionarios. Ahora bien ¿qué sucesos condujeron a esta etapa y qué ocurrió exactamente en ella?

La etapa constitucionalista o segunda etapa

Antecedentes

El 6 de noviembre de 1911, Francisco Ignacio Madero asume el cargo como presidente de México tras el derrocamiento del dictador Porfirio Díaz en mayo de ese mismo año.

Sin embargo, quienes aún defendían a Díaz y estaban de su lado, encabezados por Félix Díaz con el apoyo de Bernardo Reyes y Victoriano Huerta, planearon un golpe de Estado que derrocara a Madero.

El golpe de Estado fue fraguado del 8 a 18 de febrero de 1913 en lo que se conoce la decena trágica. Diez días de sitio sobre la ciudad de México y que terminaron con la renuncia de Madero y su posterior asesinato junto al vicepresidente José María Pino Suárez, la noche del 22 de febrero por orden de Huerta. Tras esto, el mismo Huerta se proclama presidente.

Los hechos mencionados provocaron gran cantidad de pequeños movimientos insurgentes y de resistencia en contra de Huerta, sin embargo no tuvieron éxito hasta que en Coahuila, Chihuahua y Sonora, todos estos movimientos se unificaron alrededor de un líder: Venustiano Carranza.

Recomendamos leer:   Gobierno de Venustiano Carranza

Carranza desconoció abiertamente a Huerta, además de a los poderes legislativo y judicial y pidió a los mexicanos que se levantaran en armas en contra del gobierno de facto en el llamado Plan de Guadalupe proclamado el 26 de marzo de 1913 y en el Acta de Monclova firmada el 18 de abril del mismo año.

Pero la oposición no se quedó en palabras, sino que el movimiento armado para derrocar a Huerta se aceleró. Fue así como los zapatistas lograron llegar a Ciudad de México, mientras que Carranza creaba el ejército constitucionalista.

Dicho ejército estaba constituido por tres divisiones: la de Oriente, al mando de Pablo González; la división de Occidente, dirigida por Álvaro Obregón, y la división del Norte, encabezada por Pancho Villa.

En agosto de 1914 las divisiones de Occidente y Oriente que encabezaba en ese momento el propio Carranza llegaban a Teoloyucan ubicada a pocos kilómetros al norte de la ciudad de México lo que trajo como resultado que Huerta huyera del país.

Etapa constitucionalista

Tratados de Teoloyucan

En Teoloyucan, Carranza, Obregón, González y los principales jefes de los ejércitos federales mantuvieron un encuentro el cual sellaron con la firma de los Tratados de Teoloyucan.

Los tratados comprendían entre sus puntos principales la entrega de las armas y de las guarniciones ocupadas por los ejércitos federales  al ejército revolucionario  y el nombramiento como presidente provisional de México a Venustiano Carranza.

Recomendamos leer:   Biografía de Lázaro Cárdenas

Consecuencias de la etapa constitucionalista

Los revolucionarios se habían unido con el propósito de derrocar a Huerta y lo hicieron, sin embargo, esta unidad duró poco.

El principal detonante de los problemas entre los revolucionarios fue que Carranza no tomó en cuenta a Emiliano Zapata ni a Pancho Villa en la firma de los Tratados de Teoloyucan, lo que causó que ambos líderes no reconocieran al nuevo presidente provisional.

Aún así, los revolucionarios querían resolver el conflicto que había surgido entre ellos y recuperar la unidad, con este ideal se desarrolló la Soberana Convención de Aguascalientes pero el resultado fue contrario a lo esperado.

Al nombrar en dicha convención a Carranza como Jefe de la Revolución, este obtuvo todo el apoyo de Obregón y González pero seguía sin tener el reconocimiento de Zapata y Villa quienes nombraron otro presidente interino: Eulalio Gutiérrez.

A pesar de ello, Carranza asume el poder desde Veracruz pero Villa se levanta en armas contra él y es derrotado por Obregón quien prácticamente acaba con las tropas villistas.

Posteriormente, Carranza convoca al Congreso con la intención de revisar la Constitución de 1857 tras esta revisión  se incorporó en el artículo 27 la garantía de que se repartiría mejor la tierra y en el artículo 123 el principio de justicia obrera.

Recomendamos leer:   La revolución mexicana - 20 de noviembre de 1910

A pesar de todo lo que hicieron Zapata y Villa,  Carranza convocó un Congreso Constituyente para que se redactara una nueva constitución la cual fue promulgada el 5 de febrero de 1917, día en el que además resulta electo presidente Venustiano Carranza.